1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Terrorista abatido en París vivía en albergue de asilo en Alemania

El agresor de dos policías parisinos el pasado 7 de enero y que fuera abatido por estos, vivía en un campo de refugiados en Recklinghausen, Renania del Norte Westfalia.

El múltiple peticionario de asilo en Alemania atacó a los policías con un hacha y llevaba una bandera del Estado Islámico, con la que también había posado en su refugio en Alemania, dicen el diario Welt am Sonntag y la revista alemana Spiegel Online.

Las autoridades de seguridad francesas y alemanas allanaron el apartamento del hombre en el campo de refugiados el sábado, dijo la policía germana de investigación criminal LKA. Allí empero, no encontraron evidencias de otros ataques. La LKA formó una comisión especial para investigar el caso.

El ataque a la Comisaría parisina se produjo en el primer aniversario del ataque a la revista satírica francesa "Charlie Hebdo".

De acuerdo con "Welt am Sonntag", el hombre había solicitado asilo bajo el nombre de Walid Salihi en Alemania, pero también se encontraron registros como peticionario de asilo en cuatro ciudades diferentes y con cuatro nombres diferentes. El terrorista también se presentó cada vez como proveniente de Marruecos, Siria o Georgia. Durante el tiempo que pasó en Alemania cometió varias infracciones o delitos menores por lo que aparecía registrado por la policía.

Las autoridades Renania del Norte-Westfalia lo tenian clasificado como “caso sospechoso”, pero en diciembre de 2015 desapareció del albergue de Recklinghausen, sin dejar rastro.

Hollande descubre placa en memoria de policía asesinada

Por otra parte, el presidente francés, François Hollande, descubrió este sábado una placa de homenaje en memoria de la policía municipal Clarissa Jean-Philippe, asesinada hace un año por el yihadista Amédy Coulibaly, quien al día siguiente perpetró el atentado contra el supermercado judío de París.

La policía, de 26 años y originaria de Martinica, fue asesinada por los disparos de Coulibaly apenas unas horas después de la masacre del semanario "Charlie Hebdo", cuando acudió a dar parte de un accidente de circulación que había tenido lugar en Montrouge, al sur de la capital francesa.

En un acto sobrio celebrado a la misma hora en que la mujer fue abatida, Hollande desveló la placa, que reza: "En memoria de Clarissa Jean-Philippe, asesinada en este lugar el 8 de enero de 2015, víctima del terrorismo, en cumplimiento de su deber".

La autoría de su muerte fue un misterio hasta que el 9 de enero, un día después, el propio Coulibaly tomó a rehenes en el supermercado judío Hyper Cacher, en el este de París, y mató a cuatro de ellos antes de ser neutralizado por la policía. La placa se suma a las que fueron inauguradas el pasado martes por Hollande en recuerdo de las víctimas del "Charlie Hebdo" y del supermercado judío.

La madre de Jean-Philippe había denunciado el olvido al que estaba sometido el asesinato de su hija, sucedido en medio de tres días que sacudieron a Francia con los atentados de los hermanos Kouachi y Coulibaly.

Junto a Hollande se reunieron en el homenaje una quincena de allegados de la policía, además de los ministros del Interior, Bernard Cazeneuve, y Justicia, Christiane Taubira, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

La calle en la que se cometió el crimen ha sido rebautizada como "Avenida de la Paz - Clarissa Jean-Philippe".

JOV (weltamsonntag, efe)