1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Terror sin fin en Nigeria: 19 muertos en nuevo atentado

Una niña de 10 años se inmoló en un mercado atestado de gente en la norteña ciudad de Damaturu. Los ojos, otra vez, se fijan en Boko Haram.

Como un horrendo mantra sin fin, las explosiones y la muerte siguen azotando a Nigeria. Este domingo (26.07.2015), un atentado contra un mercado en la ciudad de Damaturu, al norte del país, causó la muerte de al menos 19 personas y dejó heridas a otras 47, según reportes de los organismos de seguridad. Nuevamente, como viene siendo ya usual en estos casos, la atacante suicida era una menor de 10 años.

Aunque nadie se atribuyó el ataque, Boko Haram es el principal sospechoso. El modus operandi de los atacantes –lugares concurridos con civiles a los que se golpea por medio de una niña posiblemente forzada a cometer el atentado– cuenta con todos los ingredientes que son comunes al funcionamiento de ese grupo radical, que ha visto reducida su área de influencia ante los progresos de una fuerza militar multinacional formada por tropas de Nigeria, Chad, Camerún y Níger.

La detonación se produjo en la entrada del mercado, explicó a la agencia EFE una testigo de los hechos. “La explosión fue tan fuerte que sacudió los edificios de la zona", dijo Asabe Abukabar, que vive cerca del mercado y cuyo edificio se vio afectado por la detonación. Los cadáveres y los heridos fueron transportados al principal hospital de la ciudad, al que familiares de las víctimas se han acercado para reconocer los cuerpos o comprobar el alcance de sus heridas.

“Blancos fáciles”

La niña detonó los explosivos que llevaba adosados al cuerpo en medio de una multitud que hacía fila en un punto de control para ingresar al mercado. El atentado es el tercero en Damaturu, capital del estado de Yobe, este mes. Tres policías fueron asesinados además esta semana por un atacante suicida en un puesto de control a las afueras de la ciudad, mientras que nueve personas murieron mientras rezaban al aire libre al término del mes de ayuno musulmán de Ramadán.

En los últimos meses, Boko Haram ha recurrido a los atentados en mercados, lugares de culto y estaciones de autobuses para proseguir su campaña de terror en el noreste de Nigeria, donde busca implantar un califato islámico. El Ejército califica estos objetivos de “blancos fáciles”, que el grupo usa para seguir matando tras perder terreno. El estado de Yobe es, junto a los vecinos Borno y Adamawa, uno de los centros de actividad de Boko Haram, que ha extendido sus atentados a las vecinas Chad y Camerún.

DZC (Reuters, EFE, dpa)