1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tensiones fronterizas en los Balcanes

La tensión entre los países de los Balcanes es más alta que nunca. En la región se habla de nuevo de cambiar fronteras y la retórica de guerra resuena. La falta de perspectiva europea aviva un nacionalismo que resurge.

Por muchos años, en Europa se había asumido que los fantasmas del nacionalismo destructivo de la región de los Balcanes habían quedado en el pasado. Ahora se está observando un resurgimiento de estos sentimientos entre los países que aspiraban a la integración europea. En las últimas semanas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recibió quejas por parte de dos miembros. Albania y Croacia expusieron en una carta que la política de Serbia podría afectar la seguridad de la región, específicamente la seguridad de Kosovo. Esto, luego de que un tren serbio intentara viajara al norte de Kosovo con un letrero que decía "Kosovo es Serbia” 

Tensiones insuperables

El fervor nacionalista siempre ha estado presente en la región, pero como indica la politóloga Nenad Zakošek, "el fuego nacionalista siempre fue apaciguado por los fuertes vínculos con el exterior”. En la actualidad, esto se refería a la posibilidad de ingresar a la Unión Europea (UE), y a la expectativa de que eso generara progreso en la región. Zakošek señala que el aplazamiento del ingreso de estos países a la UE "ha provocado una dinámica negativa”, por ejemplo en Macedonia, donde "el país ha experimentado una regresión a causa de ello”.

Aunque la UE era un símbolo de esperanza para los países de los Balcanes, Bruselas siempre ha comunicado su desacuerdo con las fallas en el desarrollo democrático de esos países. Los expertos indican que estas fallas, así como los problemas económicos, provienen justamente de las persistentes tensiones nacionalistas..

Se rompe el tabú

Bruselas no ha dado por muertas las negociaciones de integración a la UE, pero queda claro actualmente que no habrá nuevos miembros en el futuro previsible. La politóloga Zakošek insiste en que mientras más lejano se vea un futuro en Europa, más se intensificarán losbrotes nacionalistas. "Ya se están viendo cuestionadas las fronteras, en especial en Serbia, por muchos que no quedaron satisfechos con el resultado de la guerra. Esta posición también se ha tomado en Albania, con su frontera con Macedonia”, indicó. Se ha visto el mismo patrón en Bosnia, elevando el número de países con fronteras en riesgo de conflicto a tres.

Stefan Lehne, de la Fundación "Carnegie Europa”, opina que también "la elección de Trump y las crisis que ha tenido que enfrentar la UE en los últimos años han creado bastante incertidumbre en la región”.

¿Se retirará EE. UU. de los Balcanes?

Una nueva era en la geopolítica podría llevar a un peligro de guerra en la región, advierte la politóloga Zakošek. "Si el presidente Donald Trump y la UE se enfocan más en si mismos, la región de los Balcanes quedará a su suerte y las tendencias que se están viendo se fortalecerían” dijo. Se debe considerar también que el vacío lo podría llenar un actor autoritario como Rusia. 

Stefan Lehne, por su parte, no cree que EE. UU. se retire de la región y no espera que esta cambie su política tampoco. En cuanto a las voces beligerantes, el experto asegura que todavía hay una mayoría en los partidos políticos y la sociedad civil que rechazaa la confrontación entre los países. Aunque sigue quedando claro que sin el apoyo de EE. UU. y la UE a estas voces de paz, será difícil conjurar el peligro de conflicto en la región.

DW recomienda