1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tensión por tropas turcas en el norte de Irak.

El gobierno de Irak pidió a las fuerzas turcas que se retiren de la región kurda del norte del país, a la que entraron en misión de entrenamiento, y convocó al embajador turco en Bagdad.

Turquía: La presencia de soldados turcos en las afueras de Mosul tiene como objetivo entrenar a perhmergas kurdos (foto), en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Según Turquía, la presencia de soldados turcos en las afueras de Mosul tiene como objetivo entrenar a perhmergas kurdos (foto), en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, aseguró este sábado (5.12.2015) que la presencia de cientos de soldados turcos en las afueras de Mosul tiene como único objetivo entrenar a voluntarios locales en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, que controla esa ciudad en el norte de Irak. "Solo es una actividad rutinaria de refuerzo", aseguró Davutoglu en reacción a las exigencias del gobierno iraquí.

La agencia estatal Anadolu informó que unos 150 soldados entraron en la región a última hora del viernes para reemplazar un batallón, así como 25 tanques. Las fuerzas turcas han estado entrenando a los unos 2.000 peshmerga kurdos de Mosul desde hace un año", explicó el primer ministro turco. Según Davutuglu, estas tareas militares empezaron en su momento a petición de la gobernación de Mosul, en coordinación con el ministerio de Defensa de Irak.

Pero la presencia de las tropas turcas se ha dado "sin la petición o la autorización de las autoridades federales iraquíes y esto está considerado una violación grave de la soberanía iraquí", dijo el primer ministro del país árabe, Haidar al Abadi, en un comunicado. "Las autoridades iraquíes instaron a Turquía a respetar las relaciones de buena vecindad y a retirarse de inmediato del territorio iraquí", agregó.

DW recomienda

Momento incómodo

El Ministerio de Exteriores iraquí convocó además al embajador turco en Bagdad, Faruk Kaymakci, para entregarle una carta de protesta. El incidente se produce en un momento de fuerte presión para Al Abadi, tras una visita al país del senador estadounidense republicano John McCain, que, acompañado del precandidato republicano Lindsey Graham, pidió un aumento de la presencia estadounidense en Irak en unos 10.000 soldados, en medio de la campaña de las primarias en Estados Unidos.

McCain y Graham también pidieron que las tropas extranjeras, incluyendo de Estados sunitas de la región, se impliquen más en Siria para combatir al Estado Islámico. La visita puso en un lugar incómodo a Al Abadi, cuya popularidad es débil incluso entre los chiitas iraquíes, comparada con la de algunas milicias chiitas que se oponen con fuerza a la presencia extranjera en el país.

¿Turquía coopera con los kurdos iraquíes?

Hemin Hawrami, funcionario kurdo, confirmó en su cuenta de la red social Twitter la rotación de las tropas turcas pero dijo que ninguna había sido estacionada con las fuerzas peshmerga cerca de Mosul. Además de entrenar a los peshmerga, algunas informaciones señalan que Turquía está cooperando con unidades de árabes suníes leales a Atheel al Nujaifi, el anterior gobernador de Mosul.

La ciudad de Mosul es la segunda más importante de Irak y el año pasado fue tomada por la milicia terrorista Estado Islámico, que ya controla amplios territorios en el país y en la vecina Siria. El gobierno federal iraquí está dominado por chiitas y ha sido acusado de sectarismo con los árabes sunitas. Esta semana, Naciones Unidas acusó a las tropas regulares de Bagdad de cometer graves abusos contra los sunitas en áreas en las que se consiguió expulsar al Estado Islámico.

Los peshmerga y otras fuerzas kurdas han estado combatiendo al Estado Islámico en el norte de Irak y en Siria. Turquía tiene buenas relaciones con el gobierno semiautónomo en el norte de Irak, a pesar de las difíciles relaciones con su propia minoría kurda y los kurdos en Siria. Sin embargo, Ankara teme la cooperación entre los gobiernos de Irak e Irán.

RML (dpa, efe)

DW recomienda