1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Tensión por conflicto territorial entre Venezuela y Guyana

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pide ayuda al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, para hallar una solución legal al conflicto territorial con Guyana.

El jefe de Estado venezolano reiteró que el presidente de Guyana, David Granger, ha ofendido gravemente a su país.

El jefe de Estado venezolano reiteró que el presidente de Guyana, David Granger, "ha ofendido gravemente" a su país.

"Voy, a las 05.00 de la tarde (21.30 GMT) a conversar telefónicamente con Ban Ki-moon, para (activar) todas las iniciativas legales, todas diplomáticas", dijo Maduro durante un acto en Caracas tras reiterar que mantendrá "la lucha" por el territorio del Esequibo "en todas las instancias internacionales".

También dijo que envió a la ministra de Relaciones Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, a reunirse con Ban Ki-moon en la sede de la ONU para activar el mecanismo de mediación del "buen oficiante" para la resolución de este conflicto territorial.

Venezuela y Guyana mantienen un clima de tensión, que se ha incrementado en las últimas semanas, por la histórica controversia limítrofe que abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone dos terceras partes del territorio de Guyana.

Maduro ofendido

El jefe de Estado venezolano reiteró que el presidente de Guyana, David Granger, "ha ofendido gravemente" a su país y aseguró que no aceptará que lo señalen de "imperialista". Maduro hizo así clara alusión a los señalamientos de Granger a un decreto venezolano emitido recientemente en el que, según Guyana, se extiende el área de soberanía de Venezuela.

"Comenzamos ya a ver síntomas de que avanzamos en disipar, en denunciar y en desmontar la provocación que se estaba montando contra Venezuela, estamos avanzando", dijo Maduro y señaló que estas "provocaciones" provenientes de Guyana se hacen "con la complicidad de la derecha diabólica" venezolana. "Yo los llamo ahora los repudiablos, gente muy repudiada y son unos diablos (...) la derecha repudiabla", dijo al criticar a la oposición venezolana que supuestamente se ha puesto del lado de Guyana y de la trasnacional petrolera Exxon Mobil en este conflicto.

Granger insistente

Granger, por su parte, defendió el jueves (9.07.2015) que la insistencia de su país en la protección de sus tierras y el espacio marítimo no es una agresión contra Venezuela y consideró que el decreto aprobado por Caracas respecto a la disputa por el Esequibo sí es "un acto de agresión" contra su Estado.

Señaló que el nuevo decreto de Venezuela crea "zonas de defensa" que pretenden bloquear completamente el acceso de Guyana a su zona económica exclusiva, mientras que el país vecino supuestamente extiende su área de soberanía, incluyendo incluso parte del espacio marítimo de Surinam.

Para Granger, estas acciones, violan el Acuerdo de Ginebra, que prohíbe la reivindicación de un nuevo territorio mientras que el acuerdo esté vigente y reiteró que su país no permitirá que su integridad territorial "sea amenazada o violada".

RML (efe, medios)