1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

Temer afronta un juicio que puede sacarlo del poder

El presidente de Brasil, Michel Temer, afronta desde hoy un juicio de tres días que podría acabar con su mandato, en medio de la grave crisis institucional que sacude al país sudamericano.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) juzgará formalmente por presuntos delitos de financiación ilegal a la fórmula ganadora de las elecciones presidenciales de 2014, compuesta por la ex presidenta Dilma Rousseff y Temer, entonces candidato a vicepresidente.

En caso de que la corte declare culpable a la dupla Rousseff-Temer, la sentencia anularía el mandato del líder conservador, poco más de un año después del "impeachment" a su predecesora y en medio del grave escándalo de corrupción que lo golpea.

El proceso ya había sido aplazado en abril por la presentación de más testimonios. El TSE prevé ahora tres días para tratar el caso en cuatro sesiones. La primera empieza hoy tarde, a las 19:00 horas (locales, 22:00 GMT). Las siguientes están previstas para el miércoles a las 9:00 horas (12:00 GMT) y jueves a partir de la misma hora. Un posible desenlace del juicio en ese plazo es incierto.

El juicio podría aplazarse

También se baraja un nuevo aplazamiento, ya que cualquiera de los siete jueces del TSE puede pedir otra prórroga para estudiar más pruebas. En ese caso, se dispondría una nueva vista más adelante.

La denuncia contra la fórmula electoral es antigua (la primera demanda se presentó en 2014), pero el proceso cobró ahora relevancia como posible salida a la actual crisis política.

Temer está desde hace casi tres semanas en el ojo del huracán por una denuncia de que participó en una trama de sobornos y se niega a dimitir, con su Gobierno casi paralizado. Varios sectores políticos y económicos, incluso algunos antes afines al presidente, piden ahora su renuncia.

Los adversarios de Temer ven el juicio ante el TSE como la llave para sacarlo del poder, mientras que sectores cercanos a él lo consideran una posible "salida elegante" para el líder conservador.

El TSE intentó deslindarse de las presiones. "No le cabe al TSE resolver la crisis política", aseguró el presidente de la corte, Gilmar Mendes.

En caso de que el TSE falle contra Temer, el Congreso tendría que elegir en una elección interna a un jefe de Estado interino hasta diciembre de 2018, cuando vence el mandato original de Rousseff.

Escándalo por aval de pago de sobornos

El escándalo en torno a Temer se destapó el 17 de abril, cuando se dio a conocer una denuncia contra él del empresario Joesley Batista. Batista, dueño del gigante del sector de la carne JBS, presentó entre otras pruebas una grabación de audio que hizo a escondidas de una conversación entre Temer y él, en la que el presidente parece avalar el pago de sobornos.

El empresario cooperó con la Justicia ("delación premiada") para evitar ir él mismo a juicio, después de que JBS admitiera haber sobornado durante años a políticos. El caso de Temer está enmarcado en "Lava Jato", una investigación sobre corrupción política que comenzó hace más de tres años inicialmente en la petrolera estatal Petrobras. La megacausa salpica en tanto a decenas de empresarios y políticos.

CP (dpa, efe)

DW recomienda