1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Temen que Europa se divida entre norte rico y sur pobre

La Unión Europea podría quedar dividida entre un norte rico y un sur pobre como efecto de la crisis financiera, advierte un estudio de la fundación de la editorial alemana Bertelsmann al que tuvo acceso dpa este sábado (13.09.2014). La brecha de la integración social entre los prósperos Estados del norte europeo y los países en crisis en el sur de la unión ha vuelto a crecer, según señala el primer índice de justicia social elaborado por la Fundación Bertelsmann, que será dado a conocer oficialmente el próximo lunes.

“Esto encierra peligros para la cohesión social dentro de la UE. En caso de continuar o incluso aumentar esta fragmentación social, se vería amenazado el futuro del proyecto europeo de integración”, previenen los expertos de la fundación. Mientras que la economía se estabiliza gradualmente, el nivel de justicia social ha caído en la mayoría de los 28 Estados del bloque de forma progresiva desde 2008, constata el informe.

Las duras políticas de recortes derivadas de la crisis y las reformas estructurales para la estabilización de la economía y los presupuestos han tenido efectos negativos en la situación social de los países. Los Estados en crisis no han conseguido repartir los recortes de forma más justa entre las distintas capas sociales, es la conclusión a la que llega el estudio en base a la comparación entre los países. Sólo Luxemburgo, Alemania y Polonia pudieron mejorar en comparación a su índice de justicia social de 2008.

Suecia, Finlandia, Dinamarca y Holanda ocupan los primeros lugares de la lista del índice de justicia social. España ocupa el puesto 21, antecedida por el vecino Portugal. Grecia cierra la lista. Los expertos resaltan que la fortaleza económica es “una condición importante pero no una garantía automática de justicia social”. La fundación recomienda que las políticas europeas se centren más en la justicia social y que los objetivos de crecimiento económico vayan acompañados de políticas de lucha contra la exclusión. (dpa)