1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tarjeta con chip para extranjeros

El 1 de septiembre se introduce en Alemania el permiso de residencia electrónico. En lugar de una anotación en el pasaporte, ciudadanos provenientes de fuera de la UE reciben una tarjeta con chip.

Los extranjeros en Alemania podrán acceder a la tarjeta eAT.

Los extranjeros en Alemania podrán acceder a la tarjeta eAT.

Desde el 1 de septiembre, los permisos de residencia para extranjeros de fuera de la UE que deseen vivir en Alemania se expedirán en un formato parecido al de las tarjetas de crédito. Un chip contendrá información relevante sobre el titular, como sus datos personales, una fotografía biométrica, dos huellas dactilares y un número PIN para dar mayor seguridad y evitar falsificaciones.

La nueva modalidad de identificación puede costarle hasta 110 Euros a la persona que la necesite y las autoridades estiman que el eAT (nombre abreviado en alemán que recibe el documento) demorará, en promedio, unas seis semanas en ser entregado al solicitante, debido a que los plásticos se mandan a imprimir a Berlín. Este nuevo sistema reemplazará al clásico visado que se pegaba en el pasaporte, así como a la tarjeta de residencia.


Los niños también 

No sólo los adultos deberán comparecer personalmente a la hora de solicitar su permiso. La legislación aprobada por la Unión Europea establece que los niños de seis años o más deben entregar sus huellas dactilares y los mayores de diez años, firmar su solicitud del eAT. En cambio los menores de seis años no deben necesariamente presentarse a la hora de ser solicitado su documento, pero un portavoz del ministerio del Interior señaló que las autoridades se reservan el derecho a comprobar que ese menor efectivamente existe. 

Según la Oficina Federal de Migración y Refugiados, todas estas exigencias buscan aumentar la seguridad y evitar el mal uso de la nueva tarjeta. Todos los estados de la Unión Europea están obligados a implementar el nuevo sistema, que está estandarizado y que afectará exclusivamente a los ciudadanos de terceros países extra comunitarios que tienen o deseen un permiso de residencia temporal o permanente.
 

Datos biométricos: en la tarjeta eAt se archivan las huellas digitales.

Datos biométricos: en la tarjeta eAt se archivan las huellas digitales.



Seguridad y comodidad 

Pero no todo son exigencias. El moderno permiso de residencia tiene algunas ventajas para las personas mayores de 16 años, quienes podrán hacer uso de la tarjeta como si se tratara de un documento de identidad alemán y ponerse en contacto, a través de Internet, con el gobierno o con empresas. Gracias a que en el chip de la tarjeta está almacenada su firma digital, el usuario incluso podrá suscribir contratos o llenar formularios en línea. Para ello será necesario tener el software "Ausweis App" (por ahora sólo disponible en alemán e inglés) y un lector de tarjeta especial, como el que se utiliza ya para el documento nacional de identidad alemán. 

De todas maneras, y previendo que habrá personas que preferirán no utilizar esas herramientas tecnológicas, será el usuario quien decida si activa o no dichas funciones. En su sitio web, la Oficina Federal de Migración y Refugiados asegura que toda la información almacenada en sus servidores virtuales está segura y que, por lo tanto, nadie debe temer que pueda tener problemas con su uso. 
 

En toda la Unión Europea 

La entrada en vigencia del nuevo documento no implica que el antiguo permiso de residencia en el pasaporte pierda su validez. Sin embargo, a partir de ahora, cada

El documento de identidad alemán sirvió de modelo para la tarjeta eAT.

El documento de identidad alemán sirvió de modelo para la tarjeta eAT.

renovación del permiso de residencia cumplirá los nuevos estándares y se espera, de esta manera, que de acá al 30 de abril de 2021 todos los permisos de residencia que circulen en Alemania sean eAT. 

Con la introducción de este sistema, Alemania cumple con la directiva que la UE aprobó el 18 de abril de 2008 y que originalmente iban a entrar en vigor en todo el país en mayo de 2011. Las autoridades decidieron postergar la fecha para probar de mejor manera el funcionamiento de la tarjeta con chip, que responde a un modelo uniforme que busca incrementar las medidas de seguridad y otorgar mayor comodidad a los ciudadanos.

Autor: Anna Appelrath/ Diego Zúñiga
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda