Talibanes incendian 400 camiones con combustible | El Mundo | DW | 05.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Talibanes incendian 400 camiones con combustible

Habrían utilizado bombas magnéticas en la operación, que no dejó heridos. Ministerio del Interior promete investigar el ataque.

Las autoridades de Afganistán informaron que los talibanes realizaron un ataque contra un complejo logístico en Paghman, a pocos kilómetros de Kabul, quemando unos 400 camiones cisternas cargados con combustible, que todavía ardían la mañana de este sábado (05.07.2014), a pesar del esfuerzo de los bomberos, que luchaban contra el complicado siniestro.

El portavoz de la policía, Hashmat Stanekzai, dijo que los insurgentes lanzaron cuatro cohetes contra los camiones, pero no hubo heridos, pese a que los talibanes aseguraron que la misión había dejado decenas de muertos. Sin embargo, el mismo Stanekzai también dijo que existía una “alta probabilidad de que se haya detonado una bomba magnética” para hacer explotar los camiones.

El jefe de la policía judicial de la capital afgana, Gul Agha Hashimi, aseguró que “no fue un ataque suicida, el incendio se debió a una bomba lapa”. Los talibanes, en tanto, afirmaron que instalaron varios explosivos en el lugar, y elevaron el total de vehículos dañados a 600. El conflicto en Afganistán se halla en un punto álgido, que se ve afectado también por la incertidumbre política luego de que las elecciones presidenciales fueran impugnadas por el candidato Abdulah Abdulah.

Habrá investigación

Los insurgentes reconocieron su participación en el hecho mediante un comunicado remitido por correo electrónico. “Nuestros valientes combatientes, con la ayuda de una táctica especial, prendieron fuego a cientos de camiones cisterna en el oeste de Kabul, que suministran gasolina y víveres a las fuerzas extranjeras”, afirma en la nota el portavoz rebelde Zabihula Mujahid.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), nombre que recibe la operación de la OTAN en Afganistán, no ha confirmado si el combustible estaba destinado a sus tropas, mientras el Ministerio del Interior informó que realizaría una “investigación minuciosa” sobre el ataque. Las fuerzas internacionales comenzaron a retirarse gradualmente en 2011 y concluirán el proceso a fines de este año, excepto Estados Unidos, que mantendrá 9.800 soldados hasta 2016.

DZC (dpa, EFE, AFP)

DW recomienda