1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Taiwán acusa que China desplegó misiles en islas en disputa

Se trata de un sistema avanzado de proyectiles tierra-aire. Pekín aseguró que se trata de armas defensivas.

El Ministerio de Defensa de Taiwán denunció este miércoles (17.02.2016) que China instaló un avanzado sistema de misiles tierra-aire en la isla Woody, que forma parte de la cadena de islas Paracelso del Mar de China Meridional. Esos territorios están hace cuarenta años en disputa por China, Taiwán y Vietnam, aunque en la práctica es Pekín quien los controla. Funcionarios de Estados Unidos confirmaron la información proporcionada por Taiwán.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Taiwán, el mayor general David Lo, dijo a la agencia Reuters que “las partes interesadas deben trabajar juntas para mantener la paz y la estabilidad en la región del Mar de China Meridional y abstenerse de adoptar medidas unilaterales que incrementarían las tensiones”. Fox News reportó inicialmente la presencia de los misiles, citando a un funcionario de Defensa de EE. UU., que habló de un “despliegue aparente”.

Imágenes de la empresa de satélites civiles ImageSat International mostraron dos baterías de ocho lanzadores de misiles tierra-aire que podría ser HQ-9, con un rango de 200 kilómetros, y un sistema de radar. La noticia del despliegue de misiles se conoce luego de que el presidente de EE. UU., Barack Obama, y los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por su sigla en inglés) concluyeron una cumbre en California.

Destinados a la “defensa”

Tras ese encuentro, Obama dijo que él y los líderes del sudeste asiático discutieron la necesidad de aliviar las tensiones en el Mar de China Meridional y acordaron que cualquier disputa territorial debería ser resuelta de manera pacífica y a través de vías legales. Según los reportes, los misiles no estaban en el lugar el pasado 3 de febrero, pues las imágenes captadas en esa fecha muestran vacía la playa donde hoy se hallan las baterías.

Por su parte, el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, no confirmó ni desmintió hoy que su país haya instalado misiles tierra-aire, pero aseguró que las instalaciones de Pekín en la zona están destinadas a la “defensa” y dijo que no deberían suscitarse problemas por ello. “Las construcciones limitadas y necesarias de autodefensa que China ha levantado en esas aguas van en línea con el derecho de protección que contempla el derecho internacional”, afirmó Wang.

DZC (EFE, Reuters)


DW recomienda