Tailandia: seguidores y detractores de ex primera ministra salen a la calle | El Mundo | DW | 10.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tailandia: seguidores y detractores de ex primera ministra salen a la calle

Miles de seguidores y detractores del gobierno de la destituida primera ministra tailandesa Yingluck Shinawatra salieron a las calles de la capital del país, Bangkok. No se reportaron enfrentamientos.

Los opositores bloquearon calles y rodearon la sede del gobierno y varios canales de televisión en el centro de la ciudad. Puesto que también bloquearon la calle que lleva al aeropuerto de Don Mueang, muchos viajeros perdieron sus vuelos.

Mientras, varios miles de seguidores del gobierno, los denominados Camisas Rojas, se reunieron en el norte de la capital, a unos 25 kilómetros del centro. Allí se manifestaron en contra de la destitución de Yingluck, decretada el miércoles (7.05.2014) por el Tribunal Supremo.

La policía desplegó un dispositivo de más de 15.000 efectivos. No hubo enfrentamientos entre ambos bandos, cada uno de los cuales afirmó haber sacado a la calle a 20.000 personas, aunque no hay cifras oficiales.

Oposición ocupa canales de televisión

Los opositores llevaron a cabo desde noviembre grandes manifestaciones para intentar forzar la salida del poder de Yingluck, a quien consideran una marioneta de su hermano y ex primer ministro Tahksin, que actualmente vive en el exilio para evitar ir a la cárcel por una condena de abuso de poder.

El viernes, el líder de las protestas, Suthep Thaugsuban, dio un ultimátum de tres días para que el gabinete de Yingluck dimita. "Podemos cambiar el gobierno en tres días de forma pacífica si cooperamos todos", dijo a sus seguidores. "Pero si en tres días no nos hemos deshecho de ellos, tendremos que hacer lo que es necesario".

Los seguidores de Suthep ocuparon este sábado parcialmente canales de televisión y exigieron que se emitiera un discurso supuestamente importante de Suthep que sin embargo no incluyó ninguna novedad. "Ya no hay un jefe de gobierno, es hora de que el Senado nombre uno", volvió a reclamar el opositor.

Golpe militar no es una solución

La ONG Human Rights Watch, así como asociaciones de periodistas, condenaron lo ocurrido. "La ocupación de canales de televisión y la amenaza a periodistas no solo es ilegal, sino también muestra del menosprecio a la libertad de prensa", afirmó Human Right Watch.

Por su parte, los Camisas Rojas expresaron su apoyo al gobierno: "¡Los Camisas Rojas siguen luchando, no abandonamos la lucha!", proclamaron en su manifestación del sábado. "Luchamos por la democracia", afirmó un taxista. "No permaneceremos impasibles si los ricos se hacen con el poder", agregó.

El jefe del Ejército, Chan-ocha, afirmó en un discurso radiofónico que un golpe militar no solucionará los problemas políticos y aseguró que la fuerzas armadas deben ser neutrales.

VC (dpa, efe)