1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Sufre, pero pasa

Bayern sufrió para ganar a su hermano menor de la segunda división, el 1860 München, en la Copa Alemana. Ribery consiguió el milagro, de penal y en tiempo extra. Luca Toni fue expulsado. Podolski y Klose, sin suerte.

default

Bayern y Podolski sufrieron para ganar.

El Bayern Múnich y el Wolfsburg se clasificaron hoy para las semifinales de la Copa Alemana al superar al 1860 Múnich y al Hamburgo, respectivamente, en los dos últimos partidos de cuartos de final disputados hoy.

El Bayern tuvo que esperar hasta el último minuto de la prórroga para doblegar por 1-0 con un penal ejecutado por Franck Ribéry a su rival local del 1860 Múnich, que milita en la segunda división.

El Wolfsburg, por su parte, eliminó al visitante Hamburgo por 2-1 con un gol decisivo del brasileño Marcelinho en la prórroga.

Grafite vom VFL Wolfsburg

Grafite, afortunada contratación para Wolfsburg.

Los vencedores de hoy completaron el cuadro de semifinalistas que integran el Borussia Dortmund, que dio cuenta ayer del Hoffenheim, de segunda división, y el Carl Zeiss Jena, también de segunda, que sorprendió al dejar fuera al Stuttgart, finalista del año pasado.

La ronda de los últimos cuatro se celebrará el 18 y 19 de marzo. El sorteo de las llaves tendrá lugar el domingo próximo.

Agonía en Múnich

En un estadio Allianz Arena colmado con 69.000 espectadores que sirvió de marco para el clásico de Múnich, el Bayern se salvó esta noche en el último minuto del papelón y avanzó por vigésima vez a las semifinales del torneo que se adjudicó en trece oportunidades.

Deutschland Fußball DFB Pokal Wolfsburg gegen Hamburger SV

Marcelinho baila la samba tras anotar su gol.

Después de que fueran expulsados por doble amarilla el delantero Luca Toni, a los 84 minutos, y el defensor del 1860 Benjamin Schwarz, en el segundo tiempo de la prórroga, fue Ribéry el encargado de definir un encuentro que ofreció más emoción que calidad.

Poco antes de cumplir los 108 años de vida, el Bayern se aprestaba a comenzar los festejos con una clara victoria, pero la rigurosa organización de sus rivales en el campo, actuales séptimos de la segunda división, no se lo permitió.

Mientras que el Bayern se movía con dificultad y carente de ideas, el 1860 aprovechó sus posibilidades y armó algunas jugadas ofensivas, pero que no conseguían poner en peligro la meta de Oliver Kahn.

Tras la pausa, el técnico Ottmar Hitzfeld envió al campo al recuperado Ribéry para inyectar inspiración y presión al juego. Sin embargo, la definición llegó recién en el último minuto con el penal convertido por el francés.

Marcelinho y Grafite, enormes

En Wolfsburg, el centrocampista brasileño Marcelinho anotó el gol de la victoria a los 19 minutos de la prórroga después de que su compatriota Grafite abriese el marcador con un penal en el primer tiempo y el capitán del Hamburgo Rafael van der Vaart igualase en el segundo parcial.

Sportartikelmesse ispo München 2008

Luca Toni vio la tarjeta roja, y no anotó.

En el encuentro celebrado ante 29.000 espectadores en Wolfsburgo, el equipo visitante dominó el juego en el primer tiempo, pero sin lograr traducir la superioridad en goles.

La mejor chance de gol fue desaprovechada por el delantero peruano Paolo Guerrero, quien mandó el balón por encima del arco frente al cual se había quedado solo al superar al arquero Diego Benaglio, a los 21 minutos.

El gol de los dueños de casa impuso mayor ritmo al encuentro. Grafite trató de regatear frente al defensor Joris Mathijsen y tropezó con la pierna del holandés.

El árbitro pitó penal en una decisión que despertó polémica. "Se tiró, se vio bien claro", fue el comentario del director deportivo del Hamburgo, Dietmar Beiersdorfer, en el descanso. Pero el 1-0 para el local ya estaba sellado.

Deutschland Fußball DFB Pokal FC Bayern München gegen 1860 München

El partido fue ríspido y por momentos, violento.

El Hamburgo, que va cuarto en la liga y se ha clasificado para octavos de final de la Copa de la UEFA, presionó también en el segundo tiempo.

A los 50 minutos, el centrocampista Van der Vaart, que volvió a jugar tras una fractura, disparó al travesaño y poco después, David Jarolim erró por poco la meta del Wolfsburgo.

El empate llegó a los 70 minutos, con un remate de sobrepique espectacular de Van der Vaart, que no dio chance al guardameta internacional suizo Benaglio.

En la prórroga, dos tiros al poste en el lapso de un minuto dejaron a la afición sin aliento: el delantero hamburgués Piotr Trochowski, desde 30 metros de distancia, y el croata Edin Dezko, del Wolfsburgo.

La suerte quedó echada recién en el segundo tiempo del alargue con el gol de Marcelinho, quien hasta entonces no había sobresalido.

DW recomienda