1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Suecia restablece temporalmente controles fronterizos

Las autoridades suecas restablecieron los controles fronterizos. Esta medida estará vigente por diez días y responde a la necesidad de poner orden en el sistema de acogida de refugiados, dice el Gobierno sueco.

La medida estará en vigor durante un periodo inicial de 10 días. Los esfuerzos se centrarán en el sur y oeste del país, regiones a las que llegan la mayoría de los solicitantes de asilo, y afectarán al puente del estrecho del Sund, que une Copenhague con la ciudad sueca de Malmoe, y al tráfico marítimo con Dinamarca y Alemania.

"No vamos a controlar a todos, habrá una selección, que se hará sobre todo al azar", explicó este jueves (12.11.2015) en rueda de prensa en Estocolmo Patrik Engström, de la policía fronteriza.

Quienes viajen a Suecia deberán tener permiso de residencia allí o ser ciudadanos de algún país del área Schengen o que no necesiten visado para entrar al país; en caso contrario, podrán solicitar asilo político, informaron las autoridades suecas.

Los controles serán realizados con los agentes disponibles en las regiones afectadas hasta el lunes, cuando serán enviados refuerzos de otras partes del país, informó la Policía.

El restablecimiento de los controles fronterizos fue anunciado anoche por el ministro del Interior, Anders Ygeman, apelando a que las reglas de Schengen permiten esa medida extraordinaria cuando existe una amenaza a la seguridad interna, posibilidad a la que han recurrido otros países de la UE por la oleada de refugiados.

“Esto no es una valla”

"Tenemos una situación en la que las personas se ven obligadas a dormir en tiendas delante de nuestras oficinas", explicó el portavoz de la Agencia de Migraciones, Mikael Hvinlund. "Todos los días en estaciones de tren y terminales de ferry desaparecen personas que viajan solas", añadió. Hvinlund dijo que la decisión fue necesaria para permitirle a la agencia darle prioridad a sus esfuerzos por registrar a menores no acompañados y familias con niños.

Por su parte, el primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, explicó que su país ha decidido reintroducir los controles fronterizos para garantizar la seguridad de sus fronteras, al tiempo que destacó la importancia de supervisar en concreto la identidad de todas las personas que entran en su territorio. "Esto no es una valla", recalcó, y dijo que aunque entiende que todos los países de la UE están en una situación difícil, Suecia ha recibido más refugiados per cápita que ningún otro socio.

VT (efe, dpa)

DW recomienda