1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

"Spiegel" destapa nuevo pago dudoso en el Mundial 2006

La sospechosa adjudicación del Mundial de fútbol 2006 a Alemania sumó un nuevo capítulo: el semanario alemán Der Spiegel publica en su edición del viernes (24.03.2017) que hubo otro dudoso pago en torno a la elección de la sede mundialista. La publicación asegura que la empresa KirchMedia, dueña de los derechos televisivos de aquel Mundial, acordó el pago de más de un millón de dólares con el libanés Elias Zaccour, de un grupo de presión, pocos días antes de que Alemania fuera elegida como sede del torneo en junio del año 2000. Zaccour, que ya murió, tenía estrecho contacto con dirigentes de la FIFA con derecho a voto en la elección del Mundial, como Jack Warner o Mohamed Bin Hammam, actualmente suspendidos por corrupción. 

Alemania se impuso finalmente en la votación por un ajustado 12-11 a Sudáfrica, que organizaría su primer Mundial en 2010. En 2003 ya se conoció un pago de KirchMedia a Zaccour de un millón de dólares. Der Spiegel asegura ahora que hubo un segundo pago que se hizo efectivo el 7 de julio de 2000, justo el día después de que Alemania fuera elegida. El que era entonces secretario general de KirchMedia, Dieter Hahn, dijo a la revista alemana que no recuerda "lo que ocurrió hace 17 años".

Bajo sospecha

KirchMedia adquirió los derechos del Mundial y le interesaba desde el punto de vista económico que el certamen se celebrara en Alemania. La adjudicación del Mundial está bajo sospecha de después de que saliera a la luz un dudoso pago de 6,7 millones euros que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) realizó a la FIFA en 2005. El pago fue declarado por la DFB como una contribución para una gala del ente rector del fútbol que nunca se llegó a celebrar y los investigadores creen que fue una devolución oculta vía FIFA al entonces jefe de Adidas, Robert Louis-Dreyfus. Años antes, el propio Louis-Dreyfus transfirió una suma similar en francos suizos a un bufete de abogados suizos. El dinero fue transferido después a una compañía en Qatar y a una cuenta controlada por Bin Hammamm. El escándalo provocó que varios dirigentes de fútbol alemán fueran apartados de la federación. La investigación está en manos de las autoridades alemanas y suizas.(dpa)