¿Soluciones milagro? | La prensa opina | DW | 17.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿Soluciones milagro?

La prensa europea destaca de manera positiva el encuentro mantenido en París por Merkel y Sarkozy, del que han salido medidas para gestionar la economía de Europa de forma conjunta.

Symbolbild 500 Euro Wäscheleine. Eingestellt am 11.8.2011. © Mny-Jhee - Fotolia.com

Symbolbild 500 Euro Wäscheleine

La República, de Roma: “En la cumbre franco-alemana que ha tenido lugar en París, se han alcanzado acuerdos concretos y controvertidos. La propuesta de implementar la denominada “regla de oro” del equilibrio presupuestario serviría para sanear el déficit crónico de la eurozona. No ha sido acogida con entusiasmo la idea de un Gobierno económico europeo, dado el montón de instituciones ya existentes en la UE. Parece que la propuesta más concreta es la de establecer un impuesto sobre las transacciones financieras. En general, puede resaltarse que ha aumentado la confianza en el euro tras la optimista aparición de Merkel y Sarkozy y se han equilibrado las pérdidas tras una mañana negra en la bolsa.

Austeridad y disciplina

Le Figaro, de París: “Para recuperar la confianza y mantener la eurozona a largo plazo, no hay soluciones milagro. Es necesario un acuerdo de austeridad y, sobre todo, disciplina presupuestaria. Para ello se requieren normas estrictas contra toda forma de negligencia. Precisamente, ese el objetivo de las propuestas de Nicolas y Sarkozy, de cuyo sentido de la responsabilidad no cabe sino estar agradecidos. Para lograr los dos principios básicos –equilibrio presupuestario y la puesta en marcha de un Gobierno económico- seguramente se producirán furiosas discusiones entre los estados miembro, pero al menos no se cuestionará la legitimidad de estos nuevos pasos en la construcción de Europa”.

Lograr el equilibrio presupuestario

The Times, de Londres: Las propuestas de Nicolas Sarkozy y Ángela Merkel para lograr un Gobierno económico común para la Eurozona obligaría a los Estados miembro a tratar de alcanzar un equilibrio en sus presupuestos. Estas medidas implicarían una armonización de los impuestos, que Sarkozy y Merkel quieren abordar de forma conjunta. Ello tropezará con la firme oposición de los electores, que consideran que ya han cedido suficiente soberanía a la Unión Europea. Los Estados Unidos de Europa aún están lejos, pero la unión monetaria exige un control central fuerte.

El motor franco-alemán

Markische Allgemeine, de Potsdam: “Se da prácticamente por hecho que el tan traído y llevado motor franco-alemán debe impulsar Europa. Ciertamente, ha funcionado así, al ritmo adecuado, cuando debe ser. Los acuerdos anunciados ayer por Merkel y Sarkozy no solucionarán la crisis de la noche a la mañana, pero son pasos en la dirección adecuada. La obligación de que los países miembros pongan un límite a su deuda –si finalmente se lleva a la práctica- puede hacer recuperar la confianza. Una sólida armonización de la economía y una política financiera resultan amargamente necesarias, pero si se llevan a cabo de la forma esbozada por Sarkozy, implicarían un déficit democrático, puesto que tanto el Parlamento europeo como los diputados nacionales quedarían fuera.”

MS/Dpa
Editor: Pablo Kummetz