1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Soldado de elite ruso muere en combate contra el EI

Un oficial fue abatido por “terroristas” durante una misión en los alrededores de Palmira, donde el Ejército sirio realiza una ofensiva.

Archivo.

Archivo.

Fuentes militares rusas confirmaron este jueves (24.03.2016) que un oficial de sus fuerzas especiales fue abatido durante las operaciones que realizan las tropas de ese país en Siria. “Mientras realizaba una operación especial para marcar objetivos para los ataques de la fuerza aérea rusa, un oficial cayó”, dijo un portavoz de la base aérea rusa ubicada en Jmeimim, Latakia, a la agencia Interfax.

No se conocieron detalles sobre la fecha exacta de la muerte del soldado y solo se detalló que el hecho ocurrió durante una misión de combate realizada “la pasada semana” en los alrededores de Palmira, una ciudad que intenta ser recapturada por las fuerzas sirias, luego de que esta cayera en manos del Estado Islámico en mayo de 2015. “El soldado murió heroicamente, atrayendo el fuego enemigo tras ser descubierto y rodeado por terroristas”, añadió la fuente.

El oficial, que no ha sido identificado, había operado durante la última semana en torno a la mencionada localidad, tiempo durante el cual detectó importantes infraestructuras terroristas y remitió sus coordenadas para que los aviones rusos pudieran lanzar precisos ataques. Con esta, serían siete los soldados rusos que han sido abatidos en Siria durante la campaña militar rusa, que ya se extiende por cinco meses.

Fuerzas sobre el terreno

Aunque hasta ahora se pensaba que Rusia no había desplegado tropas más allá de la base de Jmeimim y del puerto de Tartus, el comandante de las fuerzas rusas en Siria, Alexandr Dvornikov, admitió recientemente la presencia de fuerzas especiales sobre el terreno. Esos efectivos militares se dedicarían a informar a la aviación rusa sobre las coordenadas de los objetivos enemigos y a cumplir otras tareas especiales.

La semana pasada, medios vinculados al Estado Islámico informaron que cinco soldados rusos de las fuerzas especiales habían caído en los alrededores de Palmira, y publicaron imágenes que mostraban los cuerpos ensangrentados de los militares. Sin embargo, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó que sus fuerzas estuvieran participando en los combates de Palmira, que son “llevados a cabo por contingentes del Ejército sirio”.

DZC (Reuters, AFP, EFE)


DW recomienda