1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Socialdemocracia alemana sufre debacle en elecciones europeas

El partido de Angela Merkel perdió terreno perceptiblemente en los comicios para el Parlamento Europeo, pero emerge de ellos con optimismo. El verdadero derrotado en Alemania es el SPD, su actual socio de gobierno.

default

Caras largas entre los simpatizantes del SPD en Alemania.

Europawahl 2009 Franz Müntefering

Sin palabras: Franz Müntefering, jefe del SPD.

El barómetro de las elecciones para el Parlamento Europeo celebradas este domingo en Alemania marca, en general, hacia abajo, comenzando por la participación, que no logró superar la marca anotada cinco años atrás en similares comicios y llegó apenas cerca del 43%. Pero lo que realmente sorprendió fue el catastrófico resultado que obtuvo el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) que, contraviniendo lo que auguraban las encuestas, ni siquiera logró alcanzar el 21,5% del 2004, anotándose otro récord mínimo histórico.

Bofetada electoral

De “bofetada” para la socialdemocracia calificó el resultado el comentarista del principal noticiero de la primera cadena de la TV alemana (ARD). De hecho, para el SPD se trata del peor desenlace electoral registrado desde los tiempos de la postguerra. En vista de ello, no ha de ser un gran consuelo el hecho de que la Unión Cristiano-Demócrata de la canciller Angela Merkel y sus aliados de Baviera perdieran muchos más votos en comparación con las anteriores elecciones europeas, desplomándose de un 44,5% a poco más de 38%.

Europawahl 2009 Silvana Koch-Mehrin und Guido Westerwelle

La candidata liberal Silvana Koch-Mehrin celebra con el jefe de su partido, Guido Westerwelle.

En la práctica, los cristianodemócratas confirman su sitial de principal fuerza política en Alemania. Eso, sumado al repunte de los liberales -que de un 6,1% en 2004 se empinaron a cerca de un 10%- alimenta incluso las esperanzas de poder formar una nueva coalición con sus socios predilectos para gobernar en Berlín.

En el otro lado del tablero político, Los Verdes mantuvieron su nivel de adhesión (en torno a un 12%), mientras que La Izquierda registró un leve aumento, situándose cerca de un 7,7%.

Discurso que no moviliza

Außenminister Frank-Walter Steinmeier

Frank-Walter Steinmeier desafiará a Angela Merkel en septiembre.

Faltando poco más de tres meses para la celebración de los comicios parlamentarios alemanes, para todos estaba claro que se daría a los resultados europeos una lectura política interna. De poco sirve que el canciller Frank-Walter Steinmeier, ya designado como candidato del SPD para desafiar a Angela Merkel, aconsejara no hacer deducciones para las elecciones del 27 de septiembre: los análisis post electorales de este domingo se concentraron en buscar las causas de la penosa cosecha electoral socialdemócrata.

Agobiado se vio a Steinmeier en las pantallas de TV, sin poder disimular la amargura de este trago que le sirvieron en las urnas. “Evidentemente no conseguimos movilizar a nuestro electorado”, señaló, aludiendo a la baja participación ciudadana en los comicios. Pero el debate gira básicamente en torno a la posición adoptada por la socialdemocracia en las materias económicas que han estado en primera plana en estos tiempos de crisis.

El candidato del SPD rechazó las críticas al respecto. Defendió, por ejemplo, la decidida intervención socialdemócrata a favor de rescatar a Opel, indicando que nadie no se debe creer que permitir que esa empresa cayera en la insolvencia “nos habría resultado más barato”.

El discurso socialdemócrata a favor de la protección de los trabajadores y en contra del libertinaje del mercado financiero que condujo al actual desastre, en todo caso, no ha logrado convencer al electorado alemán, por lo menos no en esta jornada de comicios europeos.

Autora: Emilia Rojas /reuters/dpa/ap

Editora: Claudia Herrera

DW recomienda