1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: "¡No se queden de brazos cruzados!"

En Alepo mueren sus habitantes y el mundo lo ve en vivo y en directo. La sensación de impotencia es grande. Muchos creen que no pueden hacer nada para parar la carnicería, pero una donación a una ONG puede ser útil.

Pequeña manifestación contra la guerra en Siria, este 17 de diciembre en Berlín.

Pequeña manifestación contra la guerra en Siria, este 17 de diciembre en Berlín.

En Twitter o Facebook bastan tres clicks para demostrar con el color rojo que usted está en contra de los bombardeos de Alepo. "El color rojo representa el baño de sangre en Alepo”, dice el periodista Constantin Schreiber, antiguo corresponsal de DW en Siria y Cercano Oriente. Schreiber y el director de cine sirio Firas Alshater han lanzado las campañas #maketwitterred y #makefacebookred.

Bajo el lema "Siente con Alepo" (Fühle mit Aleppo) Schreiber y Alshater convocan a una protesta silenciosa en los medios sociales. "Sólo las terribles imágenes de niños heridos y muertos son insoportables", dice Schreiber y agrega que "demostrar solidaridad es lo menos que podemos hacer”.

Los promotores saben que esta acción no va ayudar a nadie en Siria, pero "le muestra a las víctimas y a los responsables políticos lo que pensamos de esa guerra”.

Presión por petición

También en plataformas como change.org puede mostrar que le importa la vida de los habitantes de Alepo. Durante los últimos cuatro meses, cerca de 500.000 usuarios de Internet firmaron la petición "Líderes del mundo: actúen ahora y salvan nuestras vidas en Alepo", que ha llegado a manos de Angela Merkel, entre otros. La petición fue iniciada por Hamza Al Khatib, médico en el este de Alepo – de quien no sabe si ha huido o ha sido asesinado.

"Hemos perdido todo. Nuestra ciudad, nuestra dignidad, el derecho a vivir en nuestra ciudad", dijo Kathib el martes pasado a la  emisora CNN. Con peticiones, comentarios o mensajes directos en las redes sociales también se logra que diplomáticos se comprometan más con la suerte de los habitantes de Alepo. Algo que ha obligado al ministro alemán de Exteriores a explicar con más detalles su trabajo en la búsqueda de soluciones.

Presencia en las calles

"Salgan a las calles, manifiesten de alguna manera y convenzan a la comunidad internacional de que nosotros queremos salir vivos de aquí”, dice Elias Perabo, desde de Alepo. Para Perabo es importante lanzar una señal de que, por lo menos, el mundo civil intenta hacer algo por parar la matanza. "Estamos indefensos, pero podemos hacer algo por Alepo", dice Perabo a DW y concluye: "La gente muere en vivo y en directo, así que todos debemos hacer algo en contra en vivo y en directo”. Esto es lo que diferencia a Alepo de los genocidios de Srebrenica y Ruanda, cuya gravedad solo fue entendida después.

Perabo está comprometido, desde 2011, con una Siria pacífica y democrática y dirige la ONG humanitaria "Adopta una revolución”, cuyo funcionamiento depende de donaciones.

Por lo menos respalde a quienes ayudan

Así como la Cruz Roja Internacional, que ayuda en el mismo Alepo. "Nosotros suministramos 6500 comidas calientes cada día, reparamos tanques de agua y operamos tres clínicas móviles", dice a DW Dieter Schütz, portavoz de la Cruz Roja Alemana (DRK).

Aun así, la generosidad de los alemanes con las víctimas de la guerra en Siria ha disminuido. "Mientras en 2015 recolectamos 1,1 millón de euros para atender a los refugiados en Siria y los países vecinos, en 2016 solo hemos recibido la mitad”, se queja Schulz, quien no se resigna, tras seis años de violencia.

Además de la Cruz Roja Alemana, hay otras ONG que desarrollan proyectos de ayuda como la "Acción Alemania Ayuda”, UNHCR y Médicos sin Fronteras (MSF), por ejemplo. Si ustedes no se acostumbran a ver morir en la televisión a sus congéneres en Siria, pueden respaldar con una donación el trabajo de estas organizaciones.

DW recomienda