1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria acusa al EI de ejecutar a 400 personas en Palmira

La televisión estatal asegura que entre las víctimas hay mujeres y niños, además de funcionarios del gobierno de Bashar al Assad.

Un reporte de la televisión siria aseguró este domingo (24.05.2015) que combatientes del Estados Islámico han ejecutado al menos a 400 personas –entre ellas mujeres y niños– en la ciudad de Palmira, en el centro del país, que cayó en manos de los yihadistas hace cuatro días. Si bien no fue posible confirmar de forma independiente esta denuncia, los radicales islamistas suelen cometer esa clase de tropelías cuando asumen el control de alguna localidad.

Las ruinas de Palmira, que son patrimonio mundial de Unesco, son uno de los vestigios romanos mejor conservados del mundo. En la ciudad vivían 50.000 personas antes de la llegada de los terroristas, aunque muchas de ellas consiguieron ser evacuadas por efectivos del Ejército de Siria. La comunidad internacional ahora teme por la suerte de las ruinas arqueológicas, aunque los reportes hablan de que quienes se quedaron en Palmira también corren peligro.

“Los terroristas han asesinado a más de 400 personas y han mutilados sus cuerpos, bajo el pretexto de que son culpables de haber colaborado con el gobierno sin seguir órdenes específicas”, dijo la agencia estatal de noticias siria, citando a residentes que fueron testigos de las masacres. Varias docenas de los asesinados eran empleados estatales, incluidas enfermeras del hospital y familiares de éstas.

Cientos de muertos

En internet circulan videos de milicianos del Estado Islámico muy bien apertrechados, que recorren las instalaciones gubernamentales de Palmira buscando a personas leales al gobierno de Bashar al Assad. En las escenas se ve a los combatientes sacando las fotografías del mandatario y de su padre. En las redes sociales se habla de que cientos de cuerpos, que serían de cercanos al gobierno, yacen en las calles.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que sigue la guerra civil con informantes sobre el terreno, informó de que un número indeterminado de personas fueron decapitadas. Asimismo, estima en 300 el número de soldados caídos en la defensa de la ciudad y asegura que “una enorme cantidad de tropas desaparecieron y no está claro dónde se encuentran”. Asimismo, esta jornada se informó de la caída, por completo, del paso fronterizo de Al Waleed, que une a Siria e Irak, en manos del Estado islámico.

DZC (Reuters, dpa)