Siniestro del MH17: siguen las investigaciones | Política | DW | 10.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Siniestro del MH17: siguen las investigaciones

Los Países Bajos recordaron el lunes a las víctimas del vuelo MH17. Casi cuatro meses después de la tragedia continúan las investigaciones en Ucrania para esclarecer sus causas.

El equipo holandés de rescate tiene una triste tarea: buscar entre lo que queda del vuelo MH17 de Malaysia Airlines para tratar de encontrar restos humanos u objetos personales sepultados entre el cúmulo de metal retorcido y calcinado. Sombríamente, sus integrantes caminan uno tras otro a través del lugar donde cayó la aeronave hasta que alguno alza la mano para indicar que ha encontrado algo de interés. Lo que sigue es una cuidadosa búsqueda manual.

Cinco cuerpos fueron descubiertos aquí en los últimos días, varios meses después del siniestro ocurrido el 17 de julio. El gobierno holandés ha advertido que será difícil encontrar los nueve cuerpos que permanecen desaparecidos, mas la exploración continúa. La mayoría de los 298 personas a bordo del vuelo MH17, entre pasajeros y tripulación, eran holandeses.

MH17 Absturz Abschuss Bericht Symbolbild

Las investigaciones avanzan mientras continúan los combates armados en las cercanías.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania está garantizando el acceso de los investigadores holandeses al sitio del accidente. “Por supuesto aún hay esperanza de hallar más despojos humanos para así identificar más pasajeros y que sus seres queridos puedan recibir sus restos mortales”, le dijo a la DW Alexander Hug, diputado de la OSCE a cargo de monitorear la misión en Ucrania. “Lo que resta, evidentemente, es la remoción de las partes del fuselaje”.

Los escombros aún están intactos

Este proceso comenzará en los próximos días o semanas. Gran parte de los restos se encuentran esparcidos en los campos, exactamente como cayeron, en un área extensa. Dispersas en esta zona rural hay sillas, máscaras de oxígeno, partes del motor, el tren de aterrizaje e incluso la cola del avión.

Aunque el sitio permanece desolado, frío y azotado por el viento, el principal lugar del impacto, alrededor de la parte central del avión, todavía huele a combustible quemado. Residentes locales han puesto osos de peluche alrededor para honrar a los niños fallecidos. Una arreglo floral cerca de la carretera expresa el luto por aquellos que perdieron sus vidas.

Tardíamente, los investigadores están poniendo carteles para proteger el lugar. También han publicado anuncios en los postes de teléfono con el fin de llamar la atención de los lugareños y que estos aporten información. No obstante, muchos aquí están cansados de este incidente internacional que ha cambiado sus vidas y su pueblo para siempre.

Resultados finales podrían demorar un año

Los familiares de los fallecidos aún buscan respuestas desesperadamente. Un reporte inicial del Comité Holandés de Seguridad indicó que el avión fue impactado por fragmentos, causando su ruptura. Los expertos creen que esos fragmentos pudieron haber venido de un misil tierra-aire.

La investigación final demorará hasta un año más. Entretanto, Bellingcat, un grupo privado de investigadores, ha hecho público a través de las redes sociales un reporte basado en fotos y videos que sugiere la presencia en el área de un lanzamisiles ruso el día del siniestro.

Amsterdam Gedenktag Flug MH 17 Niederlande

A media asta ondean las banderas en el Centro de Convenciones RAI de Holanda. Un homenaje a las víctimas.

“Aunque está claro que los rusos suministraron un lanzamisiles Buk a los separatistas, lo cual quedó grabado el 17 de julio en un video en áreas cercanas al lugar de colisión del MH17, creo que en último término es responsabilidad del equipo oficial establecer de dónde fue disparado el misil, algo que con fortuna podrá saberse con información que no es de dominio público”, dijo a la DW Eliot Higgins, investigador de Bellingcat.

Imágenes de radar representan una información valiosa que eventualmente podrá determinar qué y desde dónde fue disparado. La evidencia en el sitio también es esencial, pero los investigadores aún enfrentan dificultades para acceder a todas las áreas del siniestro. El intercambio de artillería se escucha cerca, en el campo. Esta misión de recuperación aún puede tomar un largo periodo en completarse a cabalidad.