1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Sindicatos advierten de posibles abusos por apertura laboral en Alemania

Este 1 de mayo, las celebraciones por el Día del Trabajo no fueron meramente protocolarias en Alemania. Entró en vigor una norma que permite a personas de ocho países buscar trabajo legal en tierras germanas.

default

El dirigente sindical Michael Sommer, este domingo en Berlín.

Más de 420.000 personas participaron en las manifestaciones del 1 de mayo en Alemania. Tradicionalmente, la fecha marca en Alemania la salida a las calles de sindicatos y trabajadores a fin de demandar mejoras en las condiciones sociales. Así sucedió también este domingo (01.05.2011).

Sin embargo, la celebración del Día del Trabajo este año tuvo además un componente muy específico, con la entrada en vigor de la norma que permite a ciudadanos de ocho países de la Unión Europea participar libremente en el mercado laboral alemán.

Se espera así la llegada de trabajadores de Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, la República Checa y Hungría. ¿Mano de obra barata? No necesariamente, respondió a periodistas de la televisión pública alemana el profesor Herbert Brücker, del Instituto Alemán para la Investigación del Mercado Laboral y Profesional.

Gewerkschaftskundgebung zum 1. Mai

Sindicatos pidieron la implementación del salario mínimo.

Los nuevos inmigrantes

“La inmigración se dará en el grupo etario entre los 25 y 35 años. Personas jóvenes que a menudo están más calificadas que sus contrapartes alemanas. Son países en los que hay más egresados de escuelas superiores, y menos personas que no hayan terminado una educación técnica profesional”, dice.

Por su parte, los sindicatos alemanes advirtieron que la apertura del mercado laboral podría generar competencia desleal en materia de salarios. “Hay muchos empresarios que anhelan mano de obra barata procedente del Este”, dijo en las celebraciones del Día de Trabajo Michael Sommer, líder de la Federación de Sindicatos Alemanes (DGB).

El sindicalismo alemán demandó además la implementación de un salario mínimo equivalente a 8,50 euros la hora. “Son bienvenidos” los trabajadores de Europa del Este que quieran integrarse al mercado laboral alemán de manera regular, indicó Sommer.

El Gobierno alemán también tomó nota de la entrada en vigor de la nueva normatividad laboral. La ministra federal del Trabajo, Ursula von der Leyen, coincidió en que se espera la llegada al mercado de trabajo en Alemania de “personas jóvenes, que cuentan con una educación y que representan a todos los sectores técnico-profesionales”.

Bundestag Hartz IV Reform Ursula von der Leyen

La ministra alemana del Trabajo, Ursula von der Leyen. (Archivo)

Más control

No obstante, la funcionaria señaló que se incrementarán los controles en algunas actividades como la gastronomía, la construcción y la limpieza de edificios y oficinas. Se trata, dijo von der Leyen, de evitar que se presenten abusos en materia salarial a partir de la entrada en vigor de las nuevas normas laborales.

El especialista Herbert Brücker no cree que se produzcan tales abusos. En Polonia, por ejemplo, “el salario promedio en algunos sectores es de cinco euros la hora. Y una mudanza, que a menudo involucraría a toda una familia, cuesta dinero. Por ello, no creo que toda una masa de trabajadores polacos cambie de residencia para trabajar por seis euros. Los inmigrantes también buscan mejores condiciones laborales”, dice.

En general, señala Brücker, con la apertura del mercado laboral a países de Europa del Este “Alemania saldrá ganando: se producirá más, y las empresas lograrán mayores ganancias”. Todo ello, agrega, “atraerá más capital y mayor inversión a Alemania. Así es como la economía crece y se crean empleos.”

Se estima que, con la entrada en vigor de las nuevas normas laborales, cerca de 100.000 personas de origen extranjero se incorporarán cada año al mercado laboral alemán.

EL/dp/reu/ard

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda