1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Sin plan nacional contra la ola de calor

La primera ola de calor del verano arrasa en Alemania y los meteorólogos auguran 40 grados. A falta de estrategias nacionales, expertos advierten de consecuencias para personas y animales.

Verano, sol, golpes de calor… Los meteorólogos alemanes esperan que las temperaturas suban de los 40 grados. Cuando algo así sucedió en 2003, las alarmas sonaron y fue una de las catástrofes naturales más mortales de la última década. Ahora son dos fenómenos los responsables de estas temperaturas tropicales. El anticiclón Annelie, que pende sobre Centroeuropa, y el frente de baja presión Quintus, que manda aire caliente de África hacia Alemania. Además, según Derry Karran, del Servicio Meteorológico Alemán (DWD), también influyen la velocidad del viento y la humedad.

Gestión de crisis de calor

Cuando durante dos días hay más de 32 grados, los meteorólogos hablan de calor fuerte. Este jueves y hasta el fin de semana se esperan 38 grados con mucho sol, humedad, poco viento y noches muy cálidas. En Alemania hay un servicio de alerta por calor que se encarga de informar a instituciones especialmente sensibles como guarderías, hogares de ancianos, hospitales y servicios de cuidados a domicilio. Al mismo tiempo, la Oficina de Prevención de Catástrofes (BBK) ofrece información por internet. Sin embargo, como explica Danielle Schippers, de la BBK, no existe un plan nacional concreto contra el calor. Debido a la estructura federal de Alemania, cada estado tiene sus competencias.

Agua, el eterno remedio contra el calor.

Agua, el eterno remedio contra el calor.

Tampoco para las escuelas hay reglas concretas. Algunos apuntan pautas de comportamiento como llevar ropa suelta, beber mucha agua, evitar el consumo de alcohol y café, prescindir de comidas pesadas o evitar ejercicio físico extremo. También se recomienda permanecer en la sombra y cubrirse la cabeza. En caso de necesidad se activarían los servicios de urgencia o los bomberos.

Efectos para la salud

Cuanto más altas las temperaturas y más largo sea el periodo, más personas sufrirán síntomas como cansancio, problemas de concentración, dolores de cabeza o incluso desmayos. Sobre todo, las personas mayores, cuando no beben agua suficiente y toman medicamentos. Los efectos son especialmente fuertes en la ciudad, donde acero y cemento acumulan el calor hasta tal punto que, como ocurrió en 2003, el asfalto puede llegar a derretirse.

Por el contrario, en la vecina Holanda sí que existe un plan nacional contra el calor que se activó este martes. Este plan se aprobó en 2006 tras un periodo en el que murieron 1000 personas más que otros años en el mismo lapso de tiempo. El plan contempla información sobre los riesgos y las medidas a tomar contra las altas temperaturas para organizaciones de salud, industria, sindicatos o la Cruz Roja, regulando además las competencias en caso de urgencia. Sobre todo, de cara a las personas que necesitan cuidados.

Los expertos en clima parten de la base de que estas temperaturas extremas serán cada vez más frecuentes al igual que las fuertes precipitaciones. Para analizar este fenómeno, en Alemania se creó una alianza de instituciones como la BBK, DWD y el Instituto de Investigación de Edificios y Espacios Públicos o la Oficina de Medio ambiente, que trabajan conjuntamente con científicos para buscar estrategias de adaptación enfocadas en la salud y la prevención.

DW recomienda