1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Siemens quiere convertirse oficialmente en el banco que siempre fue

La empresa multinacional de ingeniería eléctrica espera que le sea otorgada la licencia para efectuar negocios bancarios con miras a expandir su cartera de servicios financieros y controlar mejor sus propias inversiones.

default

No todos están sorprendidos por la maniobra de Siemens.

“Durante años, Siemens ha estado ofreciendo servicios financieros a compañías que manejan grandes proyectos de ingeniería, como los parques eólicos, por ejemplo. Pero, con una licencia, a la empresa le resultará mucho más fácil satisfacer las necesidades de sus clientes”, explicó a Deutsche Welle el portavoz de la multinacional de origen germano, Georg Haux, aludiendo al anuncio de que Siemens solicitó ante la Autoridad de Supervisión Financiera alemana (BaFin) una licencia que le permita efectuar negocios bancarios.

En una entrevista publicada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung este lunes (28.6.2010), el director de finanzas de Siemens, Joe Kaeser, dijo que la solicitud de esa licencia responde a los efectos dejados por la crisis financiera global en el sector bancario y a la necesidad de la organización de ser mucho más flexible de cara a sus clientes importantes y a sus expectativas. “Actualmente, en un ambiente legislativo que no es del todo transparente, saldríamos seriamente afectados si los bancos tienen problemas”, sostuvo Kaeser.

Un banco, pero no para clientes privados

Siemens Finanzvorstand Joe Kaeser

“Nosotros esperamos que la BaFin nos asigne la licencia pronto”, comentó Kaeser.

Pero si a Siemens le preocupa la presunta opacidad del debate en torno a la regulación del sistema financiero, a la opinión pública germana le preocupará aún más saber que la BaFin está considerando otorgarle semejante prerrogativa a una empresa como Siemens, cuyas competencias están –por definición propia– en el área de la ingeniería y no en el de las finanzas, y cuya imagen corporativa ha sido severamente golpeada por uno de los escándalos de corrupción administrativa más grandes en la historia de la economía alemana.

¿Tienen estos dos factores la posibilidad de sabotear las intenciones de Siemens de abrir un banco propio? En el ámbito financiero, el principio de no mezclar naranjas con manzanas –pecados confesos con potenciales virtudes, digamos– se aplica con rigor cuando ciertas oportunidades de negocio se revelan como prometedoras, pero aún está por verse si la BaFin le concede al gran consorcio lo que quiere. “Nosotros esperamos que la BaFin nos asigne la licencia pronto”, comentó Kaeser, dejando claro que, al contrario de compañías rivales como General Electric, Siemens no ambiciona abrir un banco para clientes privados.

La meta: acceso directo al banco central alemán

General Electric, una empresa multinacional altamente diversificada –sus actividades se concentran en el sector de infraestructuras y medios de comunicación–, ha estado ofreciendo servicios financieros por más de cincuenta años. Y fabricantes de automóviles como BMW, Daimler y Volkswagen son otros ejemplos de empresas del sector industrial que ofrecen servicios bancarios, préstamos y tarjetas de débito. Pero, a los ojos de Siemens, las ventajas de tener una licencia para consumar negocios bancarios están en otra escala.

Siemens Affäre

¿Es esta la hora de la renovación en Siemens?

Según su vocero, la licencia en cuestión le permitiría a la empresa tener acceso directo al banco central alemán y ahorrarse las cantidades gigantescas de dinero que actualmente le cuestan las transacciones en otras entidades bancarias. De hecho, los analistas especulan que, de recibirla, Siemens podría usar su licencia para poner presión sobre los bancos que llevan sus cuentas con miras a obtener mejores condiciones.

Una jugada no del todo sorpresiva

No todos están sorprendidos por esta maniobra de Siemens. En principio, el know-how de la empresa está en el área de la ingeniería, pero ella ha manejado exitosamente montañas de dinero durante décadas, asegura Thomas Vybierck, un analista de Nord/LB, uno de los bancos comerciales más grandes de Alemania. “Siemens tiene a mucha gente buena en este sector; a mí no me sorprende esa jugada. Es más, hay un dicho que reza: ‘Siemens es un banco anclado en el negocio de la electrónica' “, añade Vybierck.

Autor: John Blau / Evan Romero-Castillo / Reuters / dpa

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda