1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Siemens: graves noticias

El caso de fraude y corrupción en Siemens está adquiriendo proporciones impensadas. Lo que al principio pareció ser un manejo menor de un par de empleados adquiere ribetes descomunales.

Billetes de euro.

¿Dónde están los 200 millones?

Klaus Kleinfeld

Klaus Kleinfeld: enormes daños.

Heinrich von Pierer, el presidente del consejo de vigilancia de la empresa y Klaus Kleinfeld, presidente del directorio, escribieron juntos hoy (24.11.06) una carta al personal, en la que dicen que "graves noticias sobre cada vez más detalles derivados de las actuales investigaciones causan enormes daños". El valor de las acciones de la empresa bajó un 2,5 % esta tarde en bolsa.

Concretamente, el Fiscal de Múnich investiga la desaparición de cerca de nada menos que 200 millones de euros de las cuentas de Siemens. En la televisión alemana se especuló hoy en que incluso podrían ser más aún.

Un portavoz del Fiscal dio a conocer en una declaración que había detenido a seis personas en conexión con el caso y los interrogó sobre si habían trabajado juntos para mover el dinero de Siemens mediante el uso de cuentas extranjeras.

"De acuerdo con la información de la que dispone hasta el momento, el Fiscal asume que los seis sospechosos detenidos compartieron esfuerzos para cometer fraude en detrimento de Siemens mediante la creación de cuentas ilegales en el extranjero", dijo la Fiscalía.

Sería entonces un claro caso de una banda de estafadores que movían grandes cantidades de dinero de unas cuentas a otras, para al final hacerlas desaparecer.

Medio de presión

Abogados especializados en procedimientos penales son algo más precavidos. En primer lugar, dicen, el cargo de formación de banda puede servir a los perseguidores como medio de presión para avanzar en sus investigaciones, ya que a los miembros de una banda amenazan penas mucho más severas que a delincuentes individuales.

Por otra parte, el Fiscal podría intentar probar la formación de una "asociación para delinquir", lo que significaría que hechos delictivos que de otra forma prescribirían, adquirirían nuevamente relevancia penal. Concretamente se trata de algunos casos ocurridos en Siemens en el pasado, que podrían volver a ponerse sobre el tapete.

Que la empresa no se haya dado cuenta de la desaparición de los dineros tiene seguramente también que ver con la oficialmente mal vista pero aparentemente usual práctica de "untar" personas en el extranjero para hacerse de encargos y pedidos.

La oficina del fiscal dijo que aún no conocía el destino de los 200 millones de euros. Siemens explica en comunicados publicados en su página web que está cooperando con las autoridades y que la empresa está muy interesada en que todo se aclare.

De 20 a 200 millones

El caso se parece al corte de un salame y va por rebanadas: al principio se habló de un fraude de 20 millones. Lo cual para un hijo de vecino es naturalmente mucho, pero para un consorcio como Siemens seguramente una "quantité négligeable". Una semana más tarde, en la prensa alemana ya se hablaba de 100 millones. Ahora son 200 millones.

La Fiscalía informó en el ínterin que los allanamientos en las casas de los empleados de

Siemens, que comenzaron el 15 de noviembre, habían finalizado. En esas operaciones se confiscaron entre 200 y 300 archivos que contenían documentos relacionados con los negocios actuales y cerca de 36.000 archivos de documentos, como también una cantidad sustancial de otros datos.

Lo hallado debe ser analizado y evaluado ahora por la oficina estatal de investigación criminal de Bavaria. Durante las redadas, los investigadores entraron a las oficinas del presidente ejecutivo de Siemens, Klaus Kleinfield, y numerosos empleados conectados con Com, la unidad de telecomunicaciones de Siemens, que es la que está envuelta en los tejemanejes.

DW recomienda