1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Sicarios emboscan y asesinan a periodista en Honduras

Igor Padilla estaba grabando para su programa cuando recibió un llamado, salió a la calle y fue atacado por desconocidos. La ONU pide investigar el crimen.

El periodista televisivo Igor Padilla fue asesinado este martes (17.01.2017) en la ciudad de San Pedro Sula, cuando grababa imágenes para su programa. De acuerdo con la prensa local, el reportero fue abordado por desconocidos, quienes vestían como policías y dispararon numerosas veces contra el profesional, que quedó tirado en la calle. Padilla llegó muerto al centro asistencial al que fue trasladado por cercanos.

Padilla trabajaba para el popular canal de televisión Hable Como Habla (HCH) en San Pedro Sula y era corresponsal dedicado a cubrir noticias policiales en esa ciudad del norte de Honduras y sus alrededores. La zona, conocida como Valle de Sula, es señalada por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OB-UNAH) como la más violenta del país.

"Lamentablemente el periodista llegó muerto", dijo el médico Arturo Bendaña, exministro de Salud de Honduras y quien lo recibió en un hospital privado. Uno de los camarógrafos que acompañaba a Padilla dijo a periodistas que andaban grabando un material para un anuncio y que al parecer el comunicador recibió una llamada telefónica de una mujer cuando estaba en el interior de un establecimiento.

ONU pide investigar

Fue entonces que Padilla salió a la calle y fue abordado por un grupo de sicarios, de acuerdo a la prensa local, que asegura que el periodista recibió al menos 25 impactos de bala. Padilla también tenía un programa de humor en el canal llamado "Los Verduleros” y animaba diversos programas. Su muerte se suma a una lista de 51 periodistas, locutores y presentadores que han sido asesinados en el país desde 2003, según el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

En tanto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) expresó su consternación por el asesinato y pidió que se esclarezca el crimen. A través de un comunicado, la entidad recordó que "cualquier ataque, amenaza o desprecio a la libertad de expresión, incluyendo la intimidación, el hostigamiento, la censura y el infundir miedo a quienes ejercen la labor periodística, va en contra de un estado democrático".

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda