1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

SICA abordará crisis de migrantes cubanos

Cancilleres de once países latinoamericanos asistirán a una reunión organizada por el SICA para discutir sobre los problemas derivados del creciente número de emigrantes cubanos que circulan irregularmente por la región.

Ciudadanos cubanos, en camino hacia Estados Unidos, varados entre Nicaragua y Costa Rica.

Ciudadanos cubanos, en camino hacia Estados Unidos, varados entre Nicaragua y Costa Rica.

Este martes (24.11.2015), los cancilleres de once países latinoamericanos se reunirán en San Salvador, capital de El Salvador, para discutir en dos tandas sobre los problemas derivados del creciente número de emigrantes cubanos que circulan irregularmente por la región. Allí se buscará una solución concreta para el caso de los aproximadamente 2.500 cubanos que, aspirando a llegar a territorio estadounidense, se encuentran varados en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica; un episodio descrito como una auténtica crisis humanitaria.

En el encuentro de emergencia, organizado por la Comisión de Seguridad del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) a petición del Gobierno nicaragüense, participarán primero los ministros de Exteriores de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana –miembros del SICA–, y luego los representantes de Colombia, Cuba, Ecuador y México, Estados que también se han visto afectados por el creciente flujo migratorio proveniente de la Antilla Mayor.

Ecuador dejó de exigirle visa de ingreso a los ciudadanos cubanos, de ahí que muchos de ellos vuelen legalmente desde la isla hacia el país andino y luego intenten llegar por tierra a Estados Unidos, alentados por políticas de Washington que incitan la emigración irregular. La Ley de Ajuste Cubano les augura facilidades para radicarse y trabajar en Estados Unidos a los cubanos que lleguen a su territorio. Pero, tras el acercamiento entre el “gigante norteamericano” y La Habana, muchos cubanos creen que esa ley puede ser derogada.

Ese temor es uno de los factores que está atizando la creciente emigración cubana; de nada ha servido que diplomáticos estadounidenses insistan en que Washington “no cambiará” las leyes que favorecen a los inmigrantes cubanos. Muchos migrantes cubanos pusieron sus vidas en peligro al atravesar Ecuador, Colombia, Panamá y Costa Rica, apelando a bandas de traficantes que terminaron siendo desmanteladas por las autoridades costarricenses. Y su suerte empeoró cuando Nicaragua les cerró sus fronteras el 15 de noviembre.

Costa Rica acusó a Nicaragua de violar los derechos humanos de los migrantes, Managua acusó a San José de crear una crisis humanitaria y las añejas disputas fronterizas entre estos vecinos sólo ha agravado el conflicto en cuestión. Unos 2.500 cubanos dotados con visas temporales de tránsito proveídas por Costa Rica están recluidos en nueve albergues donde reciben asistencia humanitaria; pero lo que ellos esperan es que Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México abran sus fronteras para poder llegar a territorio estadounidense.

ERC ( dpa / EFE )