1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Serbia tiene un nuevo presidente

El primer ministro serbio, el conservador Aleksander Vucic, fue elegido presidente de su país este 2 de abril. Vucic se impuso en la primera vuelta con el 55 por ciento de los votos ante los diez candidatos rivales.

Aunque no se han dado a conocer los resultados oficiales todavía, las proyecciones apuntan a que el actual primer ministro, Aleksandar Vucic, ganó los comicios presidenciales celebrados en Serbia este domingo (2.4.2017). El político conservador parece haberse impuesto en la primera vuelta con cerca del 55 por ciento de los votos.

El otrora defensor del Pueblo y principal candidato opositor, Sasa Jankovic, quedó en segundo lugar con alrededor del 16,3 por ciento. El candidato sorpresa, el humorista Luka Maksimovic, alias "Beli”, quedó de tercero en las urnas con el 9,3 por ciento. El exministro de Exteriores Vuk Jeremic quedó relegado al cuarto lugar con el 5,7 por ciento del apoyo popular.

Según los datos proveídos por el instituto Ipsos, la participación fue del 55 por ciento del padrón electoral. De confirmarse estos datos previos al anuncio oficial de las autoridades electorales, Vucic sucederá por un mandato de cinco años a Tomislav Nikolic, con quien fundó en 2008 el Partido Progresista Serbio (SNS) tras romper con su pasado ultranacionalista y orientarse hacia la Unión Europea (UE).

El cargo presidencial tiene en Serbia sobre todo funciones protocolarias y representativas. La candidatura de Vucic tenía como objetivo mantener el cargo presidencial en manos del SNS y evitar que el representante de un partido opositor llegue a la presidencia. Incluso sin ser primer ministro, de corroborarse su triunfo, Vucic será el político dominante del país, ya que mantendrá la dirección de su partido y elegirá a su sucesor al frente del ejecutivo.

Este antiguo ultranacionalista convertido en europeísta mantiene su alta popularidad en Serbia pese a las duras medidas de austeridad que impuso desde hace tres años como jefe del Gobierno. De esta forma, ha logrado estabilizar las finanzas públicas y ha vuelto al país a la senda del crecimiento, tras varios años de recesión, aunque el nivel de vida sigue estando entre los más bajos en la región.

Los opositores y críticos del primer ministro le acusan de autoritarismo y de socavar la separación de poderes, además de controlar gran parte de los medios de comunicación del país. Serbia, que en la época de la desaparecida Yugoslavia era la república dominante, inició sus negociaciones de adhesión a la Unión Europea (UE) en el año 2015 y espera poder entrar en el club comunitario en torno al año 2020.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda