1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Seis claves sobre las conversaciones de paz para Siria

Es la cuarta vez que se intenta buscar una solución al conflicto sirio en Ginebra. Ya que el proceso de paz es tan confuso como el conflicto, aquí algunas pautas de orientación.

¿Quién representa a la oposición en Ginebra?

La oposición siria está muy fragmentada y en Ginebra está representada por el Alto Comité de Negociación (HNC), constituido en octubre de 2015 durante una conferencia celebrada en la capital de Arabia Saudita. El HNC está reconocido por la mayoría de los grupos de la oposición, que dependen del apoyo de potencias extranjeras como Turquía, Arabia Saudita, Estados Unidos, Qatar, Francia o Inglaterra. La delegación del HNC está dirigida por el abogado Mohammad Sabra y el cardiocirujano Nasr Al-Hariri.

¿Quién falta en la oposición?

Los dos grupos más grandes y poderosos de la oposición militar son Tahrir al-Sham, grupo cercano a Al Qaeda, y los islamistas de Ahrar al-Sham. Ambos no reconocen al HNC y no están presentes en Ginebra, ya que consideran las negociaciones como una traición. Desde el comienzo de las negociaciones de la tregua en Astana, capital de Kazajstán, a principios de año, hubo diversos combates entre Tahrir al-Sham, Ahrar al-Sham y otros grupos opositores que aprobaban la tregua.

Debido a la presión de Turquía, tampoco están representados los kurdos, pese a tener la provincia Rojava bajo control, tener fuerza militar y contar con el apoyo de Occidente. El brazo político de los kurdos en Siria es el PYD y está considerado como una facción del grupo terrorista PKK de Turquía. Pese a sus éxitos contra el Estado Islámico, el PYD fue excluido de las conversaciones de Ginebra y también de las de Astana.

Tanque sirio en la zona de Al Raqa.

Tanque sirio en la zona de Al Raqa.

¿Quién representa al Gobierno sirio?

Bashar al-Yafari, embajador ante la ONU, dirige la delegación siria. Desde el principio de la guerra civil, el diplomático está considerado como uno de los defensores más importantes de Bashar al Assad. A menudo se le denomina como "Vocero de Assad”, debido a su constante rechazo a las acusaciones de crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos, y a su apoyo al gobierno sirio.

¿Quién organiza la conferencia?

Las conversaciones de Ginebra se celebran al amparo de Naciones Unidas. El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, es el encargado de dirigirlas. De Mistura trabaja desde hace décadas para la ONU y es responsable para Siria desde 2014. Anteriormente, otros como Lakhdar Brahimi y Kofi Annan participaron también como enviados especiales. Las conversaciones de paz también están organizadas por el Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG), que agrupa a 20 Estados y organizaciones internacionales. Rusia y Estados Unidos comparten la presidencia de este gremio y a él pertenecen países con intereses muy diversos como Irán, Arabia Saudita, China o Turquía.

¿Qué conferencias de paz se celebraron hasta ahora?

La lentitud con la que avanza el proceso de paz sirio es frustrante. EE. UU., Rusia y otros países se reunieron por primera vez en junio de 2012. En esta reunión, que se llamó posteriormente Ginebra I, las partes acordaron un documento que no mencionaba explícitamente a Bashar al Assad , pero sí exigía un gobierno de transición como principio del fin de su régimen político. Ese documento sirvió como base para las conversaciones de Ginebra II, en 2014, y de Ginebra III, en 2016.

Este año, en la capital de Kazajstán, el gobierno y la oposición siria participaron conjuntamente en conferencias donde se negoció la tregua impulsada por Rusia, Irán y Turquía. Dicha tregua es muy inestable. En la última ronda ni siquiera se llegó a aprobar un documento final. Según Staffan de Mistura, con las conversaciones de Astana y la tregua se abrieron más oportunidades que deberían aprovecharse. Sin embargo, el diplomático también advirtió que "una tregua sin solución política en el horizonte terminará rompiéndose”.

¿Qué posiciones defienden las partes?

En primer lugar, la oposición exige el final del poder de Bashar al Assad, además de la liberación de los detenidos y el fin del sitio de las regiones dominadas por los rebeldes. 

Por su parte, el gobierno quiere mantener su postura argumentando que la oposición armada está compuesta por terroristas. La retirada de Assad es ahora más improbable que nunca, debido a los recientes éxitos militares.

De Mistura, enviado especial de Naciones Unidas, aclaró este fin de semana que se ceñirá a las directrices de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU. Esta data de diciembre de 2015 y exige una "administración creíble, inclusiva y no confesional”, una nueva Constitución y la celebración de elecciones bajo el control de la ONU. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, tampoco aparenta ser demasiado optimista sobre las conversaciones de Ginebra. Según declaró en Múnich: "Solo habrá paz si ninguna de las partes del conflicto confía en ganar. No estoy seguro de que en Siria se haya llegado ya a este punto”.

DW recomienda