Seguro contra ciberataques | Economía | DW | 15.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Seguro contra ciberataques

Desde las revelaciones del informante Edward Snowden, la protección contra ataques de hackers vuelve a ser tema. Una compañía de seguros alemana ofrece un “ciberseguro” que pronto se podrá comprar en Europa y Asia.

“Fue solo casualidad”, dice Hartmut Mai. Poco después de las publicaciones del informante Edward Snowden, la compañía de seguros alemana Allianz Global Corporate & Specilality (AGCS) sacó a la venta un paquete de seguros que cubre también los ataques de hackers. El debate beneficia al nuevo producto. Hartmut Mai, miembro del directorio de la aseguradora, dijo a Deutsche Welle que “no se podía contar con que pasaría eso, pero fue una buena oportunidad para nosotros”.

El paquete del grupo Allianz consiste en un concepto escalonado para empresas que quieren cubrir sus riesgos de acuerdo con la necesidad. ¿Qué pasa si un ataque por parte de hackers hace que se paralice la producción durante varios días? ¿Y si eso afecta la reputación de la empresa? En esos casos, el seguro se compromete a pagar.

“Un gran mercado en crecimiento”

Sin embargo, la idea no es del todo nueva, ya que en EE. UU. las empresas hace tiempo

Hartmut Mai, miembro del directorio del grupo Allianz Global Corporate & Specialty.

Hartmut Mai, miembro del directorio del grupo Allianz Global Corporate & Specialty.

que cuentan con ese tipo de seguro e invierten en ellos cerca de 1.000 millones de euros por año. En Europa y en Alemania, el mercado todavía está “subdesarrollado”, dice Martin Eling, del Instituto para la Economía del Seguro de St. Gallen, Suiza. Eling considera que en Europa también hay una demanda potencial de miles de millones de euros, ya que “hay muchos ejemplos de riesgos provocados por los ciberataques”.

No solo Edward Snowden demostró que la seguridad de sistemas de computación a menudo es deficiente. La compañía Sony, por ejemplo, luchó contra un grave bache de seguridad en la “Playstation 3”, que se conecta a la red. En 2011, el código de acceso al portal de la consola fue descifrado por hackers, que tuvieron acceso a datos personales de usuarios, entre ellos, a los de tarjetas de crédito. Un escándalo que significó una grave pérdida de imagen para Sony.

Tales daños son invaluables y casi imposibles de reparar económicamente, dice Hartmut Mai, del grupo Allianz. La “Cyber Protect” tiene un límite de cobertura de 50.000 millones de euros, que, en un caso así, es superado. Por eso, la empresa no ofrece ningún seguro directo. Una parte del seguro, sin embargo, cubre la participación de profesionales en Relaciones Públicas para solucionar los problemas de reputación que esto genera. “Contramedida sobre comunicación”, lo llama Mai.

Numerosos daños posibles

No todos los casos de hackeo son tan espectaculares como el de la Playstation 3 de Sony. El nuevo seguro de Allianz Group también cubre perjuicios causados por

Martin Eling, del Instituto para Economía del Seguro, de la Universad de St. Gallen.

Martin Eling, del Instituto para Economía del Seguro, de la Universad de St. Gallen.

errores de la compañía, “por ejemplo, cuando un empleado con una capacitación deficiente provoca un problema en el sistema”, explica Hartmut Mai en conversación con Deutsche Welle. Si se detiene la producción durante días o semanas, las pérdidas las cubre el seguro.

Asimismo, la póliza cubre los casos en los que una empresa que guardó información relevante en una nube de datos, y ya no está en condiciones de acceder a ellos, pueda solicitar un resarcimiento a la compañía operadora de la nube. O cuando viola sin querer los derechos registrados o patentes en el extranjero. “La Allianz Cyber Protect” también ayuda a solucionar problemas de seguridad en empresas e instituciones oficiales que, por lo general, son muy caros.

A pesar de la experiencias en EE. UU., este tipo de póliza de seguros aún es algo nuevo y “no se cuenta con informaciones sobre experiencias en el mercado”, dice MartinEling. La oferta de productos es pequeña y no hay estándares para su funcionamiento. También las AGCS se dirigen a un círculo relativamente exclusivo de empresas, las cuales tienen que registrar ganancias de al menos 500.000 millones de euros para poder pasar a formar parte de la cartera de clientes. El grupo Allianz planea ofrecer el ciberseguro también en otros países europeos, y más tarde en Australia, Nueva Zelanda y Asia. El seguro no es válido para personas privadas, un sector que es cubierto, por lo general, por los seguros del hogar.

Autor: Klaus Jansen/ CP

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda