1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Seguimiento masivo de la huelga en Argentina

El paro se interpreta como un mensaje de alerta a Fernández de Kirchner a pocos meses de las elecciones presidenciales. La presidenta criticó la huelga, llevada a cabo "por quienes tienen trabajo bien remunerado".

El paro fue convocado por una alianza de gremios del transporte, a los que se sumó la facción opositora de la Central General de Trabajadores (CGT), liderada por Hugo Moyano, exaliado del kirchnerismo y convertido en uno de sus más acérrimos adversarios. También afectó también a otros sectores, como la banca. En la capital no funcionaron los servicios de ómnibus, trenes y subterráneos y se observó poco movimiento en las calles. Hubo seguimiento en los tribunales de justicia y en los hospitales solo atendieron las urgencias. Además se vieron afectados los vuelos domésticos. Según los líderes de las centrales obreras, fue una huelga "contundente".

El seguimiento masivo de la convocatoria que paralizó el país se interpreta como un mensaje de alerta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y toda la dirigencia política a pocos meses de las elecciones. El "maldito impuesto al trabajo", como calificaron este martes (31.03.2015) los sindicatos al impuesto a las ganancias en las pancartas que tapizaron la ciudad de Buenos Aires, fue el eje de esta protesta, porque afecta cada vez a más trabajadores en un contexto de alta inflación y la consiguiente alza salarial anual, pero sin modificaciones en las escalas del tributo.

Críticas de Cristina Fernández

Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, criticó la huelga nacional que paralizó el país, que, según ella, fue llevada a cabo "por los que tienen trabajo bien remunerado, porque tal vez tengan que dar un poquito de su sueldo para sus compañeros, los jubilados y las redes cloacales".

"Me duele que los que tienen un trabajo bien remunerado hagan un paro porque tienen que ceder un poco de su sueldo", declaró la mandataria, en referencia al rechazo que genera el impuesto a las ganancias que tributan los trabajadores que ganan más de 15.000 pesos (unos 1.700 dólares).

Fernández de Kirchner se verá obligada a dejar el poder en diciembre de 2015, ya que finalizará su segundo mandato presidencial (2007-2011 y 2011-2015). La Constitución le impide aspirar a un tercer período consecutivo. El Frente para la Victoria (FpV, peronista) cuenta con varios precandidatos presidenciales, entre ellos el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, que lidera las encuestas en un empate técnico con el alcalde porteño Mauricio Macri, del partido
de centroderecha PRO.

MS (dpa/efe)