1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Secesionistas inician proceso de creación de estado catalán

Los grupos independentistas del Parlamento de Cataluña pactaron una propuesta para la creación de una república. Rajoy mostró su indignación.

Los partidos Convergencia Democrática de Cataluña, Esquerra Republicana de Catalunya (miembros del pacto Junts pel Sí) y Candidatura d'Unitat Popular (CUP) acordaron este martes (27.10.2015) una propuesta para declarar “solemnemente” el “inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república”. Las agrupaciones justificaron la decisión sobre la base del “mandato democrático” de las elecciones del 27 de septiembre, donde los secesionistas ganaron.

La iniciativa se debatirá en un pleno extraordinario previsto para antes de la investidura del presidente de Cataluña, que como máximo debe llevarse a cabo el 9 de noviembre. La resolución adoptada este martes prevé que en un plazo máximo de 30 días se inicie la tramitación de las “leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública”, que deben servir para poner las bases del eventual futuro Estado.

Aunque el texto, que consta de nueve puntos, evita el uso explícito de la palabra “desobediencia” a las leyes del Estado español, como pretendía la CUP, sí deja claro que “el proceso de desconexión no se supeditará a las decisiones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, a quien considera deslegitimado y sin competencia”. Esto se produce pese a que estas agrupaciones no han acordado el nombre del futuro presidente catalán. El aspirante de Junts pel Sí, el actual mandatario Artur Mas, es rechazado por la CUP.

Indignación en Madrid

Apenas se conoció la movida política catalana, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, mostró su malestar con la medida, a la que calificó como “un acto de provocación”. Desde La Moncloa, lanzó la advertencia más seria que ha hecho hasta ahora a los independentistas, señalando que frenará la amenaza con todos los “mecanismos jurídicos y políticos” que la Constitución y las leyes otorgan al gobierno. “No renunciaremos a ninguno”, aseguró, dejando la puerta abierta a suspender la autonomía de la región hasta que la situación vuelva a la normalidad.

“Mientras yo sea el presidente del gobierno, España seguirá siendo una nación de ciudadanos libres e iguales”, aseguró Rajoy. “El gobierno garantiza y garantizará que no van a lograr sus objetivos y que esta propuesta de resolución, en el caso de ser aprobada en el Parlamento de Cataluña, no surtirá ni uno solo de sus efectos”, agregó el dirigente, quien antes habló con el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, y con Ciudadanos, para asegurar el apoyo de estas fuerzas políticas.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda