1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

"Se resquebraja el populismo en Venezuela"

En los editoriales europeos se comenta la aplastante victoria de la oposición, los motivos de la derrota del oficialismo y la importancia de la cooperación para el futuro de ambos bandos.

Por primera vez en 16 años sin mayoría

TAZ: “Por primera vez, desde la toma de posesión de Hugo Chávez hace 16 años, los protagonistas de la “Revolución Bolivariana” y del “Socialismo del siglo 21” no obtuvieron la aprobación de la población. El resultado muestra en cualquier caso que los venezolanos han perdido la fe en el chavismo y que el proyecto socialista de Chávez de la repartición de los rendimientos petroleros no fue en definitiva más que una idea sin desarrollar. No fue socialismo del siglo XXI, ni tan siquiera en parte. Venezuela necesita una izquierda fuerte. El presidente Maduro debería dimitir de su cargo”.

Victoria aplastante

Frankfurter Rundschau: “Hasta ahora ninguna derrota se había ganado tan a pulso el adjetivo de aplastante como la que tuvo que encajar el chavismo. Es improbable que el chavismo, como modelo social, se recupere de esta paliza. Independientemente de la conflictiva coexistencia entre ambos bandos, hay claros indicios de cambio. La ardua labor de futuro: reequilibrar la arruinada economía, combatir la descabellada criminalidad y garantizar logros sociales para la clase baja. La cuestión es si Maduro sobrevivirá al final políticamente.

Nefasta gestión económica

Die Welt: “Tras Argentina, Venezuela es el siguiente país donde se acaba el régimen populista. La deficiente gestión económica decepcionó a sus seguidores. Desde México a Tierra de Fuego, Latinoamérica es una región sacudida con frecuencia por los terremotos. En las últimas semanas, también por los sismos políticos. Esta avalancha viene propiciada por la miseria económica de Venezuela: la inflación casi alcanza el 150%. Hasta ahora el presidente Maduro ha intentado justificar la crisis con la caída del precio del petróleo, pero la nefasta gestión de los últimos 15 años han llevado a la ruina a uno de los países en potencia más ricos del planeta”.

Ambos bandos deben cooperar

Handelsblatt: “La verdadera sorpresa es que Maduro acepta el resultado y no intenta desposeer a la oposición de su victoria. ¿Cómo será la coexistencia entre un presidente socialista y un parlamento de la oposición? Diferencias habrá seguro por los presupuestos, las amnistías para los presos políticos y las leyes. Quizá al país del perecedero “Socialismo del siglo 21” llegue ahora algo parecido a la cultura democrática. Hasta ahora ambos bandos se han acusado mutuamente de ilegítimos. Ahora deberán colaborar. Venezuela está ante gigantescos retos. En vista de la desesperante situación económica, al país amenaza un implosión social”.

El populismo de Venezuela se resquiebra

Le Monde: “Dieciséis años de régimen ultranacionalista que utilizó la soberanía nacional para celebrar el proteccionismo económico, practicar el antiamericanismo visceral y prometer fórmulas mágicas dignas de una autocracia a la Vladimir Putin. Este régimen se viene abajo siendo uno de los países más ricos del continente. Al fin, la oposición ha logrado unirse en torno a algunos valores comunes y de sentido común. Una oposición que gana sin haber prometido el paraíso. Ahora, el más fatídico de los populismos se resquiebra. Se han necesitado 16 años para acabar con la ilusión.”

Pudo más el castigo al gobierno

El Mundo: "La derrota del chavismo, ganador de 18 de las 19 contiendas electorales en tiempos de revolución, se ha producido pese a disponer de una gigantesca maquinaria, incluida la Operación Remate de las última horas del 6-D. En el ánimo de los votantes pudo más el castigo al Gobierno por su pésima gestión económica. Maduro es sin duda el gran derrotado de unas elecciones parlamentarias que también se convirtieron en un plebiscito sobre su gestión.