1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Se pueden impedir los conciertos de neonazis?

El festival "Rock contra la extranjerización" fue uno de los conciertos neonazis más grandes del año en Alemania. Todos los intentos por prohibirlo fracasaron. ¿Hay que regular el derecho de reunión?

La localidad de Themar en Turingia tiene cerca de 3.000 habitantes. Este sábado (15.07.2017), más de 6.000 ultraderechistas de toda Europa se dieron cita en Themar para celebrar el mayor concierto de rock neonazi en la historia del estado federal de Turingia. Incluso diseñaron camisetas con la leyenda "Toma de Themar". A última hora de la tarde, cuando el cielo sobre el toldo empezaba a oscurecer, tuvo lugar una escena que demostró claramente el carácter del evento: cientos de ultraderechistas levantaron el brazo haciendo el saludo nazi y gritaron: "Sieg Heil". Cientos de policías estaban presentes, pero nadie intervino.

¿Evento cultural o manifestación?

El primer ministro de Turingia, Bodo Ramelow, del partido La Izquierda, hizo un llamado a reformar la legislación que regula el derecho de reunión para poder prohibir este tipo de actos y evitar que sean autorizados en nombre de la libertad de expresión.

Más información:

Pequeño pueblo alemán se rebela ante rock ultraderechista

Alemania: festival de música congrega a 3.500 neonazis

Las manifestaciones políticas están especialmente protegidas por la Constitución alemana puesto que son un elemento fundamental para la formación de la opinión pública. Conciertos y otros tipos de eventos culturales del ámbito del entretenimiento pueden ser restringidos fácilmente. Las manifestaciones, en cambio, sólo pueden ser prohibidas en casos específicos por los tribunales. ¿Pero qué define un concierto y qué una manifestación? La demarcación no es clara. En Themar, por ejemplo, hubo discursos entre las actuaciones y por ello el evento fue calificado como manifestación. Una manifestación que, según Ramelow, recaudó entre 300.000 y 400.000 euros. Por tratarse de una manifestación política, la costosa presencia de la policía recae además en los contribuyentes.

Camiseta Toma de Thelmar

Camiseta "Toma de Thelmar"

Turingia es un "hotspot" del rock ultraderechista   

Desde 2006 el derecho de reunión esasunto de los estados federados. El parlamento regional de Turingia podría por lo tanto introducir reglas más estrictas, pero el tema sigue siendo un tabú. Wolfgang Kubicki, vicepresidente del Partido Liberal Alemán (FDP), considera que la demanda de Ramelow es "emocionalmente comprensible, pero constitucionalmente insostenible".

El presidente de la iniciativa "Consejo móvil contra la derecha" (Mobit), Sandro Witt, cree que una nueva ley no es necesaria: "La firme aplicación de las leyes existentes sería suficiente para prohibir este tipo de conciertos." Según Witt, hay que plantearse la pregunta por qué un evento de esta magnitud es posible en Turingia y no en otros estados.

Primer ministro de Turingia, Bodo Ramelow

Primer ministro de Turingia, Bodo Ramelow

Turingia siempre fue un centro del rock neonazi. Este estado alberga cada año la mayor cantidad de conciertos de música ultraderechista. Uno de los personajes más activos de la escena neonazi es Tommy Frenck, quien organizó el evento en Themar. Frenck es dueño de un restaurante cerca de Thelmar que se convirtió en un punto de encuentro para los neonazis de la región. Aparentemente ya planean el próximo concierto neonazi en Turingia.

Autores: Nastassja Shtrauchler, Jefferson Chase (GG/VT)

DW recomienda