1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se busca financiamiento puente para Grecia

¿Cómo logrará Grecia cumplir sus obligaciones financieras hasta que se apruebe el tercer paquete de ayuda? Los ministros de Hacienda de la UE buscan a toda máquina nuevas ideas para un financiamiento puente.

Grecia necesita dinero. De acuerdo con estimaciones de la Unión Europea (UE), requerirá hasta el próximo lunes 7.000 millones de euros para el servicio de la deuda con el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Hasta el 5 de agosto harán falta otros 5.000 millones.

La aprobación del tercer paquete de ayuda puede tardar semanas, porque las negociaciones correspondientes solo se iniciarán cuando Atenas haya cumplido las condiciones y diversos parlamentos europeos hayan dado su consentimiento.

Ante esta compleja situación, los ministros de Hacienda intentan encontrar una fórmula para hacer llegar dinero rápidamente a las vacías arcas estatales griegas. Pero “el riesgo debe cargarlo Grecia”, subrayó el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble, tras una sesión celebrada el martes en Bruselas. Así lo decidieron los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona.

Opciones y problemas

El motivo es evidente: si después de todo no se llegara a materializar el tercer paquete de ayuda para Atenas, los créditos puente no podrían recuperarse. El ministro de Hacienda de Finlandia, Alexander Stubb, comentó a la prensa que hay seis opciones, ninguna de las cuales carece de problemas. “El optimista que hay en mí piensa que no se debe que subestimar la capacidad de los expertos europeos para idear una solución”, señaló Stubb, acotando: “No podemos rendirnos ahora. Naturalmente, siempre existe la posibilidad de que Estados individuales otorguen créditos bilaterales a Grecia”.

Wolfgang Schäuble, ministro de Hacienda alemán.

Wolfgang Schäuble, ministro de Hacienda alemán.

Francia, que se concibe como mediador, ha rechazado ya tal paso. Tampoco el ministro alemán da muestras de estar dispuesto a darlo. En cambio, exhortó a la Comisión de la UE a hacer una propuesta viable y a no limitarse siempre a decir lo que no se puede hacer.

Existe un fondo para hacer frente a perturbaciones coyunturales, el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF), pero solo se puede recurrir a él con la anuencia de la gran mayoría de los 28 países de la UE. Gran Bretaña y la República Checa ya han rechazado esa opción.

El “grexit” sigue rondando

Schäuble propuso al gobierno griego entregar internamente a sus empleados pagarés, en lugar de pagar sus sueldos en euros. Dichos pagarés podrían ser recomprados luego, si se materializa el tercer paquete de ayuda. Otros ministros europeos advirtieron en cambio que la entrega de pagarés se acercaría a la puesta en circulación de una segunda moneda, aparte del euro. Y eso sería el comienzo del “grexit”.

El jefe del eurogrupo, el ministro de Hacienda holandés, Jeroen Dijsselbloem, parte de la base de que él y sus colegas tendrán que debatir una o más veces esta semana acerca de medidas financieras inmediatas para Grecia. Si no se logra configurar un financiamiento puente hasta el 20 de julio, es posible que Grecia no pueda efectuar un pago del Banco Central Europeo en la fecha de vencimiento. El BCE no estaría entonces en condiciones de seguir respaldando a los bancos griegos con créditos de emergencia. Probablemente eso supondría su quiebra definitiva. Y la consecuencia sería el “grexit”.

DW recomienda