1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¡Se busca! En Alemania faltan cuidadores

Suelen venir de España, Polonia o Croacia, son en su mayoría mujeres y se las requiere con urgencia en las casas de reposo y centros de atención de personas que necesitan cuidados. Pero escasean.

Las empresas alemanas todavía tienen dificultades con el mercado laboral global. Hace tiempo que quedó en el pasado el cese de contrataciones de extranjeros, aplicado otrora con rigidez. Sin embargo, la inmigración de trabajadores cualificados - ahora políticamente deseada- todavía no se fomenta eficazmente.

Basta dar una mirada al floreciente sector de la atención a personas que requieren de cuidados y las casas de reposo. Casi dos tercios de esos centros tienen plazas de trabajo vacantes. De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación Económica Europea (ZEW), en promedio se podría emplear a 4,3 personas más por establecimiento. El 75 por ciento de los empleadores del área encuestados indicó que es difícil conseguir personal. No obstante, solo el 16 por ciento recurre al exterior para reclutar trabajadores.

Trabas en el camino

Eso tiene un motivo: muchos de los encuestados consideran que tal opción resulta muy engorrosa y demasiado cara. Además, hay barreras legales demasiado altas. El 83 por ciento de los consultados ha tenido malas experiencias con los a menudo complejos procesos para obtener el reconocimiento de estudios y calificaciones. También las dificultades que tienen las personas procedentes de países ajenos a la Unión Europea para conseguir visa amedrentan a los empleadores alemanes. Sobre todo a los establecimientos pequeños les resulta difícil conseguir cuidadores extranjeros.

El 61 por ciento de todos los cuidadores llegados a Alemania procede de España. Un 19 por ciento viene de Polonia y un 16 por ciento de Croacia. En cuanto a los originarios de países que no pertenecen a la UE, la mayoría es de Bosnia-Herzegovina, Ucrania, Rusia, China y las Filipinas. Una vez inmersos en las labores cotidianas, suelen contar con el reconocimiento de sus colegas y empleadores. Sobre todo se les alaba su buena disposición a trabajar.

Fomentar la inmigración

Para paliar la escasez de personal en las casas de reposo y centros de atención, los autores del estudio demandan mejor información para las empresas que desean reclutar empleados en el extranjero. También recomiendan aplicar a nivel de toda Alemania un procedimiento uniforme para el reconocimiento de la capacitación de los cuidadores.

De acuerdo con el estudio del ZEW, el personal extranjero cualificado no solo beneficia a la economía alemana, sino también al sistema social. Pero su aporte a las arcas del sistema de salud y de pensiones podría ser mucho mayor, si tuvieran un acceso más fácil al mercado laboral alemán. Y eso debería ser fomentado activamente por la esfera política.

DW recomienda