Sarkozy vs. Hollande: ¿la batalla decisiva? | Europa | DW | 02.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy vs. Hollande: ¿la batalla decisiva?

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su retador, el socialista Francois Hollande, se enfrentaron en un duro debate televisado -no exento de reproches personales-, considerado clave para el desenlace electoral.

default

Un duelo con todas las de la ley.

Con los vientos de la opinión pública en contra, Nicolás Sarkozy se jugó una carta fundamental en el duelo con su rival para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas. Quizá la última. Una encuesta del instituto Ifop-Fiducial, realizada para Europe 1 y Paris Match, había dado este mismo miércoles una ventaja cercana a los ocho puntos porcentuales al candidato socialista Francois Hollande (54%) por sobre el actual mandatario (46%). Y remontarla parece un desafío enorme, faltando tan poco para que los franceses concurran a las urnas.

Predominio de temas económicos

Por eso, la confrontación directa de los adversarios ante las cámaras de TV era considerada un comodín clave para las aspiraciones de Sarkozy de permanecer en el palacio del Eliseo. Acalorada fue en consecuencia la discusión que libraron los candidatos, que en varias ocasiones se arrebataron la palabra obligando a terciar al moderador. Ninguno estaba dispuesto a hacer concesiones.Y tampoco faltaron los dardos de carácter personal.

Rededuell Nicolas Sarkozy

Nicolas Sarkozy.

El desempleo, el precio de la energía y el lastre de la deuda: los temas económicos dominaron ampliamente el debate. Mientras Sarkozy apuntó su artillería contra el programa de Hollande, a quien acusó de demagogia, éste replicó recordando al presidente su responsabilidad por los problemas actuales, no sólo en su actual posición, sino también en sus anteriores cargos ministeriales en el área económica.

El ejemplo alemán

También la política alemana salió a colación en el duelo de los candidatos franceses.  “Alemania hace lo contrario de lo que Ud. propone”, afirmó Sarkozy, quien recordó las estrictas reformas llevadas a cabo por el ex canciller socialdemócrata Gerhard Schröder para que el país recuperara su competitividad. Hollande contraatacó con su mejor arma: el magro balance de la presidencia de Sarkozy. “La comparación con Alemania es implacable: Alemania está mejor que nosotros en todos los campos”, afirmó el retador.

Hollande intentó ganar puntos con sus conocidas propuestas para fomentar el crecimiento económico. Sarkozy hizo lo propio, abogando por alivios tributarios y reducción de los costos del trabajo.

La eurocrisis

Rededuell Francois Hollande

Francois Hollande.

Lo mismo vale para el tema de la crisis del euro, en que el aspirante socialista a la presidencia gala dijo comprender la necesidad de imponer orden y austeridad, pero no una austeridad generalizada. En este contexto volvió a demandar medidas complementarias de reactivación.

La política de inmigración y la energía nuclear fueron algunos de los otros temas de este debate, en el que, sin embargo, lo esencial era la imagen de credibilidad que lograran proyectar los contrincantes. ¿Quién hizo mejor? ¿Quién convenció más? Las evaluaciones ya están en marcha. Pero la nota definitiva la podrán los franceses es las urnas, el domingo.

DW recomienda