1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy demanda a sus ministros pasar sus vacaciones en Francia

El presidente francés Nicolas Sarkozy anunció que los ministros galos sólo podrán pasar sus vacaciones en el extranjero con permiso expreso de la cúpula del gobierno.

default

Sarkozy ante el Taj Mahal , en enero de 2008.

La medida se adoptó después del controvertido vuelo de la ministra de Asuntos Exteriores Michèle Alliot Marie en un jet privado de un empresario tunecino durante unas vacaciones.

"A partir de ahora los miembros del gobierno deberán priorizar destinos franceses durante sus vacaciones. Las invitaciones del extranjero deberán ser autorizadas por el primer ministro en acuerdo con el cuerpo diplomático del presidente", determinó Sarkozy. La decisión fue comunicada durante la sesión semanal del gabinete en París.

El debate público se caldeó a raíz del viaje de Alliot Marie entre Navidad y Año Nuevo a Túnez, coincidiendo con las primeras manifestaciones contra el posteriormente depuesto dictador Zine el Abidine Ben Ali. Sin embargo, la ministra no es la única que ha generado polémica.

Viaje a Egipto

El primer ministro François Fillon confirmó el martes informaciones difundidas por los medios según las cuales poco después de Año Nuevo viajó con un jet del gobierno egipcio de Assuan a Abu Simbel, situado a unos 200 kilómetros de la primera ciudad. En Assuan se reunió con el presidente egipcio Hosni Mubarak. El mandatario egipcio se encuentra en la actualidad sometido a fuertes presiones a raíz de las manifestaciones masivas que se vienen produciendo en diversas ciudades del país desde hace 16 días.

El propio Sarkzoy se convirtió en objeto de informaciones en los medios internacionales por usar la flota de aviones del gobierno para viajes privados. Ahora se ha visto obligado a explicar a sus ministros que la confianza de la población en el Estado se está viendo traicionada por un comportamiento irreflexivo. "Lo que hace unos años todavía se consideraba normal, hoy provoca indignación".

La oposición había acusado a Alliot-Marie de una excesiva cercanía al régimen tunecino y demandó su dimisión. La titular de Exteriores, sin embargo, habló de una invitación espontánea de un amigo y descartó renunciar a su puesto. Sarkozy, que el jueves tiene intención de pronunciarse públicamente en una comparecencia televisiva, respaldó a su ministra. (dpa)

Editora: Emilia Rojas