1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos ordena suspender los bombardeos contra las FARC

La medida se toma después de que el pasado lunes se iniciara un alto el fuego por parte de la guerrilla en el marco del proceso de paz que ambas partes protagonizan en Cuba desde 2012.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó en la noche del sábado (25.07.2015) volver a suspender los bombardeos contra los campamentos de la guerrilla de las FARC. "He dado la orden de suspender a partir de hoy los bombardeos aéreos a campamentos donde haya concentración de miembros de esa organización. A partir de la fecha, ese tipo de bombardeos solo se podrá realizar por orden explícita del presidente de la República", dijo Santos.

El mandatario hizo el anuncio durante su intervención en un acto público en Cartagena de Indias, después de encabezar un consejo de ministros en la vecina Barranquilla. Según el jefe de Estado, su decisión se enmarca en la actual fase de las negociaciones en La Habana, donde las partes discuten el "desescalamiento" del conflicto armado de cinco décadas de duración, de cara a un eventual alto el fuego bilateral, paso previo a la firma de la paz.

"Hemos acordado ir desescalando el conflicto. ¿Eso qué quiere decir? Apagar poco a poco el fuego, menos muertes, menos sufrimientos, menos víctimas", dijo el presidente. Santos aclaró que los campamentos no serán bombardeados si no constituyen una amenaza para la población, la fuerza pública y la infraestructura eléctrica, petrolera y de carreteras. "El Gobierno nacional continuará garantizando la seguridad de los colombianos y el imperio de la ley. El Gobierno seguirá persiguiendo el delito".

Apoyo internacional en el proceso de paz

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anunciaron el 8 de julio en La Habana que a partir del lunes pasado (20.07.2015) suspenderían sus ataques para "generar las condiciones favorables para avanzar en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo". Tras ese anuncio, el Gobierno dijo que estaba dispuesto a reducir las acciones militares contra las FARC a partir de ese mismo día.

Los negociadores señalaron que esperan contar con el apoyo de la ONU y de la Unasur para implementar un sistema de monitoreo y verificación de ese "desescalamiento". Los avances para llevar adelante ese sistema deberán ser evaluados dentro de cuatro meses.

MS (dpa/efe/rtrla/afp)