1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos: "Ha llegado la hora de la paz"

El presidente de Colombia y el líder de las FARC acordaron firmar la paz antes del 23 de marzo de 2016 y anunciaron la creación de un tribunal especial. Ambos líderes se dieron un histórico apretón de manos.

El Gobierno de Colombia y las FARC han anunciado hoy (23.09.2015) un importante acuerdo sobre justicia transicional que incluye la creación de un tribunal especial para la paz. La firma del acuerdo tuvo lugar en La Habana, sede permanente de los diálogos entre ambas partes.

Representantes de los países garantes, Cuba y Noruega, leyeron el comunicado del acuerdo, de diez puntos, acompañados de las dos delegaciones de paz al completo, encabezadas por el presidente Juan Manuel Santos y el líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timoleón Jiménez" o también conocido como "Timochenko".

El Estado de Colombia otorgará la amnistía "más amplia posible" para los delitos políticos, pero dejará fuera de esa medida los crímenes que la legislación nacional tipifique como de lesa humanidad, genocidio o graves crímenes de guerra, anunciaron según un acuerdo alcanzado por el Gobierno y las FARC.

Intervención de Santos

Este proceso ha alcanzado madurez, dijo Santos. Y añadió: "He venido para anunciarle al país que hemos logrado un acuerdo". La jurisdicción tendrá un tribunal para imponer sanciones". Además, "reconozco y valoros el esfuerzo de las FARC".

Durante su comparecencia, Santos anunció que "a más tardar en seis meses debe concluir esta negociación y firmarse el acuerdo final. Aún faltan puntos dificiles por acordar. Le hemos dicho a nuestras delegaciones que terminen al acuerdo lo más pronto posible. El acuerdo es el fin a una guerra de 60 años, la más larga de nuestro continente. El acuerdo debe sentar las bases de una paz duradera, y que responda a las expectativas de paz y justicia de los colombianos. Los colombianos tendrán la oportunidad de refrendar o no el acuerdo. Las Farc dejarán las armas a más tardar 60 días despues de la firma del acuerdo", concluyó.

Por último, Santos agradeció a Cuba, a los cubanos y a su presidente, a los países garantes y a los juristas su mediación en el proceso de paz llevado a cabo durante los últimos tres años.

Tras sus declaraciones, Santos anunció: "Ha llegado la hora de la paz".

Palabras del líder de las FARC

Tras la comparecencia de Santos le tocó el turno al líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timoleón Jiménez": "Este proceso generará el ambiente propicio para las conversaciones finales. La orientación que tiene nuestra delegación es hacer el máximo esfuerzo por tratar de llegar a un acuerdo final antes de los seis meses", dijo "Timochenko" en rueda de prensa en Cuba, dejando entrever que espera firmar el acuerdo de paz incluso antes de la fecha pactada para el 23 de marzo de 2016.

Una vez terminó la firma del acuerdo, el presidente colombiano dio una rueda de prensa en la que aseguró: "Hacemos votos para que la paz sea duradera".

"Hay delitos que no permiten amnistía y serán investigados y juzgados", como los de lesa humanidad o los crímenes de guerra. "Esos delitos serán objeto de investigación y juzgamiento por parte de la jurisdicción especial para la paz". Dijo el presidente Santos. A los que admitan y reconozcan esos delitos "se les impondrán penas de 5 a 8 años", mientras que los que no lo hagan "podrían enfrentarse a penas de hasta 20 años". Eso sí, "a quien reincida le caerá todo el peso de la ley". Santos quiso dejar claro que "esta jurisdicción no está dirigida exclusivamente a las FARC, sino a todos los que participaron en el conflicto armado".

"Hoy avanzamos mucho y pusimos plazos ciertos para acabar la guerra", concluyó Santos. "Serán ustedes quienes refrendarán este acuerdo. Los colombianos dirán si aceptan los contenidos de este acuerdo".

Los representantes de los países garantes, Cuba y Noruega, Rodolfo Benítez y Dag Nylander leyeron el comunicado del acuerdo, acompañados de las dos delegaciones de paz al completo, encabezadas por Santos y "Timochenko".

Fueron los jefes negociadores Humberto de la Calle, por parte del gobierno colombiano, e "Iván Márquez" (alias Luciano Marín Arango), miembro de las FARC, quienes firmaron el documento del acuerdo.

JC (EFE, dpa)