1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia

Santos: el nuevo acuerdo de paz es “de todos”

En total, se lograron "precisiones, ajustes y cambios" en 56 de los 57 temas abordados con los opositores y posteriormente planteados a las FARC para el nuevo acuerdo de paz.

Ver el video 03:11

Gobierno colombiano presentará nuevo documento de paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy (12.11.2016) que el nuevo acuerdo de paz con las FARC que fue sellado este sábado "es de todos los colombianos", incluidos los opositores al primer texto, que fue rechazado en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

"Sus iniciativas (las de los opositores) contribuyeron a lograr este nuevo acuerdo que ahora es de todos", dijo Santos en una alocución horas después de que el nuevo acuerdo fuera firmado en La Habana por los jefes negociadores del Gobierno y de las FARC.

Modificaciones en 56 de los 57 temas propuestos

El presidente destacó que su Gobierno y las FARC aceptaron hacer modificaciones en 56 de los 57 temas propuestos por los sectores que promovieron el rechazo al acuerdo de paz entre las partes en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

Santos dijo en una cadena de radio y televisión que espera que las modificaciones anunciadas en La Habana sean aceptadas por quienes promovieron el voto por el "no" en el plebiscito para que el pacto pueda ser implementado por el Gobierno. Según el mandatario, la única propuesta que no fue aceptada fue la imposibilidad de que los jefes guerrilleros pudiesen aspirar a cargos públicos de elección popular.

"En 56 de los 57 temas hubo cambios y mejoras. Un punto que reclamaban muchos de los del 'no' era que los jefes guerrilleros no pudieran ser elegidos. Yo entiendo que este es el sentir de muchos ciudadanos. En la mesa de La Habana los negociadores del gobierno insistieron mucho en ese punto para responder a esa preocupación. Tengo que decirlo con franqueza: aquí no se logró avanzar", dijo Santos.

"Hacer política dentro de la legalidad"

Sin embargo, el jefe de Estado dijo que los colombianos deben entender que "la razón de ser de todos los procesos de paz en el mundo es precisamente que los guerrilleros dejen las armas y puedan hacer política dentro de la legalidad". "Este proceso con las FARC no es una excepción, ni puede serlo. Las FARC tienen un origen político y su intención hacia el futuro es poder hacer política sin armas", expresó el mandatario.

El jefe de Estado destacó que recogieron las propuestas de los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, los dos principales opositores al primer acuerdo de paz y a quienes citó directamente en varios de momentos de su discurso. Asimismo, afirmó que recibieron las iniciativas que propusieron otros opositores como el Centro Democrático, partido de Uribe, dirigentes conservadores, la Iglesia y otras organizaciones religiosas y sociales, empresarios, sindicatos, las Altas Cortes y varios magistrados.

El ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y el jefe de la delegación del Gobierno colombiano para las conversaciones de paz con las FARC, Humberto de la Calle, se estrechan la mano tras la firma hoy de un nuevo acuerdo de paz en La Habana.

El ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y el jefe de la delegación del Gobierno colombiano para las conversaciones de paz con las FARC, Humberto de la Calle, se estrechan la mano tras la firma hoy de un nuevo acuerdo de paz en La Habana.

Éxitos del nuevo acuerdo

Uno de los éxitos que resaltó del nuevo acuerdo de paz es que "las FARC entregaran sus bienes y la plata que tengan disponible para reparar las víctimas". "En el nuevo acuerdo, las FARC tendrán que declarar y entregar todos sus bienes, so pena de perder los beneficios, y se usarán para reparar a las víctimas", apostilló. El presidente aseguró que ese era "un reclamo generalizado" tanto de los opositores al acuerdo como de los simpatizantes "pues fue criticado como impreciso".

Otra de las críticas de ambos sectores fue que se definiese con mayor claridad "en qué consistía la restricción efectiva de la libertad" en el primer acuerdo de paz. Ahora, el tribunal debe fijar en cada caso "los espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena", que nunca serán más grandes que las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN), los puntos donde se reunirán las FARC como paso previo a su desmovilización.

Asimismo, definirán los horarios en los que deben cumplir las sanciones los guerrilleros, establecer el sitio de residencia durante la ejecución de la pena e imponer "el deber de solicitar autorización para salir de las zonas donde cumplan la sanción". Por último ese tribunal será el encargado de "señalar la periodicidad con la que el órgano de verificación debe reportar sobre el cumplimiento de la sanción".

Con todos esos elementos en el nuevo texto, Santos dijo "con humildad" que el nuevo acuerdo "es mejor" que el original.

FEW (EFE, dpa, Reuters, Semana, El Espectador)
 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema