1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos amenaza al ELN: “No vamos a iniciar conversaciones“

La milicia paramilitar ha incrementado sus acciones y atacó un oleoducto, lo que provocó un verdadero desastre ecológico en el país.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este sábado (30.04.2016) que todas las agencias de la Fuerza Pública sigan combatiendo con todo el vigor al Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras este grupo, que solicitó iniciar conversaciones de paz con el Gobierno similares a las que este tiene con las FARC, no dé verdaderas muestras de querer la paz y libere a las personas que tiene secuestradas.

“La orden a la Fuerza Pública es que sigan combatiendo con todo el vigor al ELN. Y mientras no renuncie a esa modalidad, que es una modalidad cobarde, de acudir al secuestro, nosotros no vamos a iniciar las conversaciones con este grupo guerrillero”, dijo el jefe de Estado en una declaración al término de un Consejo de Seguridad realizado en la capital del departamento de Arauca (este).

Asimismo, Santos sostuvo que “si renuncian al secuestro, si liberan los secuestrados, asistiremos a esa primera reunión (de las negociaciones de paz) para poder acabar la guerra con ellos también”. Sin embargo, el jefe de Estado señaló que las órdenes a Policía y militares “son claras, perentorias y contundentes, seguir persiguiendo a esta organización”.

El pasado 30 de marzo, ambas partes anunciaron un acuerdo para iniciar la fase pública de los diálogos de paz.

Santos acusa “ecocidio”

Santos también criticó el último ataque del ELN, el bombardeo de un oleoducto, acción que provocó la contaminación de un río. Para el mandatario, la acción es un “ecocidio” y ofreció una suculenta oferta para quien entregue información a las autoridades para detener al acusado de haber dado la orden de perpetrar el ataque con explosivos realizado el pasado jueves 28 de abril en un sector rural de Saravena.

“Es realmente una locura, un ecocidio, bombardear nuevamente el oleoducto”, dijo Santos en la ciudad de Arauca. La recompensa asciende a los 1.000 millones de pesos (unos 330 mil euros) y tiene como objetivos a un jefe del ELN que responde al alias de “Arturo”, y a William”, uno de los caballitos de la banda. En tanto, las autoridades ordenaron trabajar a toda velocidad en la limpieza del crudo y que traten de contener la emergencia.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda