1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos a las FARC: "Ya se agotó el tiempo"

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió a las FARC que los puntos pendientes en el proceso de paz deben resolverse antes del próximo 23 de marzo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió hoy (19.02.2016) a las FARC, en medio de la polémica que desató la visita de negociadores del grupo armado a una aldea del noreste del país, que los puntos pendientes en el proceso de paz deben resolverse antes del próximo 23 de marzo.

"A su regreso a La Habana los señores de las FARC deben concentrarse en lo siguiente: Ya se agotó el tiempo para terminar las negociaciones. La fecha del 23 de marzo, acordada entre el presidente de la República y el comandante de las FARC, está a menos de cinco semanas", dijo Santos en un acto en La Guajira (norte).

Presencia de personas armadas en medio de civiles

El Gobierno ha autorizado en los últimos meses el viaje de los negociadores de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) para explicar en los campamentos guerrilleros los acuerdos que se han logrado en Cuba, sede del proceso de paz. Sin embargo, la presencia de personas armadas en medio de civiles molestó a Santos.

En referencia a lo sucedido, Santos aseguró que lo ocurrido "es inaceptable y va en contravía de lo que buscamos con el proceso de paz: romper definitivamente el vínculo entre armas y política".

Falta de sensatez y prudencia

La situación fue, a juicio del presidente, "algo inaudito", pues guerrilleros "que habían sido autorizados para hacer pedagogía con sus frentes, violaron las reglas acordadas de no entrar a los cascos urbanos, no tener contacto con la población civil y, muchos menos, hacer manifestaciones políticas".

“Por eso, como se anunció ayer, ordené suspender las visitas de los delegados de las FARC a sus campamentos para hacer pedagogía y a los que están en Colombia regresar a La Habana", explicó.

"No solamente violaron las reglas y los protocolos, sino que es un duro golpe a la confianza depositada en la negociación y a la confianza de los colombianos en el proceso", subrayó.

El jefe de Estado indicó que "flaco favor le hacen las FARC a la búsqueda de la paz en este momento tan importante" con esa visita, ya que los guerrilleros "son los primeros que deberían dar muestras de sensatez y prudencia".

"Pueden estar tranquilos los habitantes de la Guajira y de todo Colombia: no habrá guerrilleros paseándose armados por las calles de ningún municipio. Lo que sucedió ayer no se volverá a repetir. Bajo ningún motivo y bajo ninguna circunstancia. ¡No lo voy a permitir!", enfatizó.

FEW (EFE, dpa)



DW recomienda