Sangriento atentado contra expresidente de Nigeria | El Mundo | DW | 23.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sangriento atentado contra expresidente de Nigeria

Dos ataques se perpetraron en la ciudad de Kaduna y provocaron la muerte de 82 personas. Los objetivos eran Muhammadu Buhari y un clérigo musulmán.

La ciudad de Kaduna, en el norte de Nigeria, fue epicentro de la violencia este miércoles (23.07.2014) en ese país de África, luego de que dos bombas estallaran en un mercado y en el centro de la ciudad, causando la muerte de 82 personas. Las explosiones tenían como objetivo al expresidente y líder opositor Muhammadu Buhari y un clérigo musulmán moderado, que comenzaría una oración en una plaza.

La primera explosión se produjo en el centro de la ciudad y provocó la muerte de 32 personas. Era allí donde debió morir el jeque Dahiru Bauchi, quien había congregado a miles de personas para orar con él. Cuando su convoy se detuvo, un atacante suicida se abalanzó sobre él antes de que la seguridad privada pudiera detenerlo. Sin embargo, Bauchi no resultó herido en el ataque.

Poco después, una bomba explotó en un concurrido mercado de Kawo por donde pasaba la caravana de Muhammadu Buhari, una de las figuras clave de la oposición política nigeriana, quien no resultó herido en el ataque, que parece tener la huella del violento grupo radical Boko Haram, aunque no se descarta que el intento de asesinato tenga relación con las elecciones del próximo año, por lo que podría haber un móvil político tras la acción.

Llamado a luchar unidos

En el ataque contra Buhari perdieron la vida 50 personas. El gobernador del estado de Kaduna, Ramalan Yero, calificó de “cobardes” a quienes “siguen empeñados en generar tensión”. Asimismo, pidió a los ciudadanos que eviten concurrir a lugares con mucha gente y los instó a estar atentos para detectar cualquier movimiento sospechoso. “Ha llegado la hora de que aparquemos nuestras diferencias y hagamos frente a esto unidos”, dijo.

Ya el mes pasado, Kaduna había sufrido dos ataques que dejaron 38 muertos. En lo que va de 2014, Boko Haram es responsable de la muerte de cerca de 3.000 personas y de grandes movimientos de población, como el ocurrido el pasado fin de semana, cuando la toma de la zona de Damboa obligó a unas 15.000 personas a abandonar sus hogares. Boko Haram es también responsable del secuestro de 200 escolares, hace más de tres meses.

DZC (Reuters, EFE, dpa)