1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

San Martín, anunciador de la Navidad

El 11 de noviembre trae consigo en Alemania tradiciones que comienzan con el Día de San Martín, y que se prolongan varios meses más. En lo religioso y en lo comercial, inicia la temporada que precede a la Navidad.

default

Dos pequeños celebran el Día de San Martín, en la ciudad de Colonia.

Se trata de una escena de gran tradición en la Alemania otoñal. Decenas de niños marchan en procesión, acompañados de sus padres, iluminados por antorchas y resguardados por policías montados. "Laterne, Laterne, Sonne, Mond und Sterne" (Antorcha, antorcha, sol, luna y estrellas), cantan los pequeños, mientras por la calle los acompaña el ritmo de una música marcial. A su paso, van recolectando dulces y viandas que les obsequia la ciudadanía, también como parte de la tradición.

Recordando a San Martín

El 11 de noviembre tiene relevancia especial dentro de las costumbres de la sociedad alemana, en primer lugar, porque marca el Martinstag, o Día de San Martín. En esta fecha se recuerda al patrono de los pobres, los caballerangos y los soldados que, según cuenta la leyenda, nació en Hungría en el año 316 ó 317 D.C. Martinus habría servido en las fuerzas armadas romanas, en cuyas misiones se habría encontrado a un indigente que padecía frío. Compadecido, el soldado habría hecho pedazos su propia capa, utilizando la espada, para dar abrigo al mendigo.

Sankt Martin Martinszug

En Dortmund, un hombre viste a la usanza de Martín en sus tiempos de soldado.

Poco después, a los 18 años de edad, Martinus abandonó las armas, ingresó al servicio eclesiástico y se convirtió en misionero. En 371 fue nombrado Obispo en la localidad francesa de Tours. Murió el 8 de noviembre de 397, pero las exequias se llevaron a cabo el 11 de noviembre, ante una multitud. En su recuerdo, se hizo costumbre alemana que un personaje llamado Martinsmann hiciera regalos a los niños. El desfile de antorchas se instituyó en el siglo XIX.

Las costumbres alemanas

El Día de San Martín también trae consigo la costumbre de cenar ganso, o preparar un pastel. Esto también tiene su explicación. Se dice que San Martín se había refugiado en un establo lleno de gansos, a fin de evitar ingresar en la oficina del Obispo, y que las aves lo delataron con sus graznidos. Otra versión indica que los gansos entorpecían constantemente los reyos de San Martín, cuando éste fungía como obispo. En cualquier caso, se instituyó el canto popular que rezaba: "Die Gänse haben Sainkt Martin verraten, drum tut man sie jetzt braten" (Los gansos traicionaron a San Martín, por eso se deben asar).

Pero el 11 de noviembre trae consigo otros significados. Principalmente, marca el inicio de la temporada de carnaval, que se prolonga hasta el Aschermittwoch, o Miércoles de Ceniza. También es punto de partida para la temporada de Adviento y las celebraciones prenavideñas. Así que el Día de San Martín es en Alemania una colorida y familiar celebración, que se encuentra plenamente viva.

DW recomienda