1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Sacrificio juvenil en el Bayern de Guardiola

El éxito tiene su precio, y en el Bayern Múnich lo están pagando varios de los futbolistas jóvenes más prometedores del fútbol alemán a los que el entrenador Pep Guardiola les ha cerrado las puertas del equipo.

La noticia tomó por sorpresa a los propios jugadores: Gianluca Gaudino, Julian Green y Sinan Kurt fueron separados del primer equipo del Bayern y ahora tendrán que entrenar y jugar con las reservas en la cuarta división del fútbol alemán.

Los tres jóvenes futbolistas son considerados el futuro del Bayern. Gaudino, de 18 años, fue ascendido hace apenas un año al equipo profesional bajo el rótulo de “gran descubrimiento de Guardiola en la cantera”; Kurt, de 19 años, le costó al club bávaro la temporada pasada 3,5 millones de euros y un intenso pulso con el Gladbach, donde se formó como mediocampista ofensivo; y Green, de 20 años, es un exmundialista con los Estados Unidos que anotó un gol en Brasil 2014.

Para los prometedores talentos la degradación ha sido un golpe muy fuerte, pues tal como lo anotó en declaraciones a la cadena Sport1 Maurizio Gaudino, padre de Gianluca, “eso no fue lo acordado. El plan era que creciera con los profesionales y ahora, pocos meses después, la situación es otra”.

La medida, sin embargo, no es aislada. Por el contrario, una decisión como esta era de esperarse dada las metas que el Bayern se ha trazado para esta temporada, la forma en la que ha fichado, y la política que Pep Guardiola ha implantado en el club respecto al manejo de los valores juveniles.

Talento degradado: Sinan Kurt.

Talento degradado: Sinan Kurt.

En el tercer año con Guardiola como entrenador, del Bayern se esperan los dos títulos nacionales (Bundesliga y Copa Alemana), así como por lo menos estar en la final de la Champions League. Con estos objetivos en mente el equipo se reforzó con costosos jugadores como Arturo Vidal y Douglas Costa.

La llegada de estos dos futbolistas sudamericanos no solo les ha causado dificultades a famosas estrellas alemanas para encontrar un lugar en el plantel titular -entre ellas al autor del gol con el que se ganó el Mundial de Brasil, Mario Götze-, sino que también ha bloqueado los espacios por los que los talentos juveniles podrían ingresar plenamente al equipo.

Sin la fe del entrenador

A esto se suma que Guardiola, aunque reconozca el talento de los juveniles, todavía no confía en ellos lo suficiente como para encargarles ganar los títulos que tiene en la mira. Así, mientras en Dortmund a un chico de 19 años (Julian Weigl) se le ha entregado el timón del equipo, y a otro de la misma edad en Leverkusen (Julian Brandt) se le encarga la labor de marcar los goles decisivos, en Múnich las jóvenes promesas son sacrificadas al destierro.

Pierre-Emile Höjbjerg conoce muy bien esta historia. El talentoso jugador danés formado en Múnich tuvo que irse la temporada pasada en préstamo a Augsburgo, un equipo chico donde no solo triunfó, sino al que en contra de todos los pronósticos clasificó a una competición internacional de prestigio.

Höjbjerg regresó este año al Bayern -con méritos bajo el brazo- con la esperanza de ser tenido en cuenta por Pep Guardiola. Pero el entrenador español, muy fiel a su metodología desde que está en Alemania, ha preferido jugársela con otras soluciones más costosas que las que produce la cantera.

Por eso se especula que Gaudino, Kurt y Green podrían terminar siendo los próximos Ylli Sallahi, Lukas Raeder, Lukas Görtler o Rico Strieder. Estos cuatro futbolistas juveniles -formados por el Bayern- también debutaron con Pep Guardiola, pero no contaron con su respaldo para permanecer en el equipo y tuvieron que emigrar a otros clubes.

DW recomienda