1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Saakashvili gana controvertidas elecciones en Georgia

El líder georgiano Mijail Saakashvili, ya canta victoria tras las elecciones que le dieron más del 50 por ciento de los votos. La oposición lo acusa de manipulación y exige una segunda vuelta.

default

Saakashvili canta victoria en Tiflis.





Aunque las elecciones presidenciales en la república caucásica tuvieron lugar el sábado el conteo de los votos ha sido sumamente lento debido a las copiosas nevadas que impidieron el traslado de las actas electorales a la Comisión Electoral a la capital Tiflis. Además, en Georgia se celebra este lunes la Navidad ortodoxa. La oposición georgiana advirtió la víspera que no reconocería una victoria de Saakashvili. Unos 10 000 manifestantes repudiaron en las calles de Tiflis lo que consideran un fraude electoral a favor del presidente. La mayoría absoluta, aunque estrecha, exime al joven presidente de presentarse a una segunda ronda electoral.

En las elecciones celebradas hace cuatro años, Saakashvili arrasó al conseguir un 96 por ciento de los votos. Entonces el líder de la Revolución de la Rosa encarnó las esperanzas democráticas de la pequeña nación del Cáucaso. Joven, ambicioso y enérgico dio un soplo de vitalidad a Georgia cuando arrebató en el 2003 el poder al presidente Eduard Shevernadze. El régimen de quien fuera ex ministro del Exterior soviético en los tiempos de Mijail Gorbachov se había vuelto corrupto y falto de ideas.

Wahlausgang Georgien

La oposición acusa a Saakashvili de manipulación electoral.

Contagiosos aires de cambio

La imagen de un joven revolucionario entrando en el Parlamento con una rosa en la mano dio la vuelta al mundo y sirvió de ejemplo a otras ex repúblicas soviéticas. La Revolución de la Rosa fue seguida por la Revolución Naranja, en Ucrania, en 2004 y la de los Tulipanes en Kirguistán, en 2005. Todos esos cambios inquietaron a Rusia, que endureció su política hacia sus ex territorios, temerosa de un posible contagio.

Desde su elección, Saakashvili se afanó por modernizar el país, presa de la pobreza y la corrupción, así como reformar la economía para estimular la inversión extranjera. Formado en Estados Unidos y Francia, Saakashvili dio a Georgia un giro de 180 grados hacia Occidente, promoviendo su adhesión a la OTAN y a la Unión Europea, lo que no hizo ninguna gracia a Rusia. Georgia, en el corazón de la región sur del Cáucaso, alberga un importante oleoducto que envía petróleo del Mar Caspio a Europa, en una zona en donde Estados Unidos y Rusia pugnan por imponer su influencia.

Cuatro años después de su arrolladora primera elección, el ex abogado, de 40 años, es acusado de corrupto y autoritario. Sus críticos dicen que sus reformas, aunque elogiadas por Occidente, han ignorado a los pobres y acusan al jefe de gobierno de autócrata que sólo apoya las libertades democráticas de manera superficial. Expertos afirman que Saakashvili reforzó el Estado y el ejército, redujo la corrupción y puso en marchas ciertas reformas, pero incluso bajo el mandato de Shevernadze había más pluralismo político.

Proteste gegen Präsident Saakaschwili Georgien Protestdemonstration der Opposition in Tiflis, Georgien

Manifestaciones en Tiflis pedían la renuncia del presidente.

Represión al estilo Putin

Hace dos meses Saakashvili reprimió brutalmente una ola de manifestaciones, lo que incluso le cosechó duras críticas de Occidente. Durante seis días, del 2 al 7 de noviembre pasados, la oposición protagonizó masivas protestas en las calles de Tiflis. Con el lema "Georgia sin presidente", demandaba la celebración de elecciones parlamentarias en primavera y luego la renuncia de Saakashvili. El presidente decretó el estado de excepción y al día siguiente convocó a elecciones anticipadas para restablecer la credibilidad democrática de su gobierno.

Saakashvili ya cantaba victoria este lunes invitando a dirigentes extranjeros a su segunda investidura. Rusia criticó el elogio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), según el cual los comicios fueron un triunfo de la democracia georgiana. Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso señaló que en realidad las elecciones no fueron ni libres ni justas, sino como ya lo ha descrito la oposición. Las relaciones con Rusia se encuentran prácticamente congeladas después de que en septiembre pasado fueran expulsados cuatro militares rusos acusados de espionaje, incidente que se repitió en noviembre de 2007, con la expulsión de tres diplomáticos rusos por supuestos contactos con la oposición georgiana y planes para desestabilizar al gobierno. Georgia es el principal aliado de Estados Unidos en el Cáucaso.

DW recomienda