Rusos critican planes de privatizar la Estación Espacial | Europa al día | DW | 12.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Rusos critican planes de privatizar la Estación Espacial

Expertos rusos criticaron este lunes (12.02.2018) los planes de Estados Unidos de privatizar su contribución a la Estación Espacial Internacional (ISS) una vez que venza el plazo del actual acuerdo de financiación en 2024, noticia que fue publicada el domingo por el Washington Post.

Ivan Moisseyev, director del Instituto de Política Espacial de Moscú, aseguró que el proyecto estadounidense no tiene sentido. "No se hará", declaró a la agencia Ria Novosti.  Los costes de la ISS son tan elevados que solamente pueden asumirlos los Estados, comentó. "Las empresas trabajan por su beneficio, esa es su única meta. Pero la ISS no da beneficios, porque los gastos son claramente más altos que los posibles ingresos".

Menos crítico fue Andrei Ionin, de la Academia Rusa de las Ciencias, que opina que antes o después la ISS tiene que ser abandonada. Sólo se puede agradecer a Estados Unidos que lo anuncie con tanta anticipación, añadió.

Desde hace casi 20 años, las agencias espaciales de Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y la europea ESA sostienen el funcionamiento de la ISS. La financiación está garantizada hasta 2024. En Rusia se ha debatido en muchas ocasiones la construcción de una estación espacial propia, pero debido a los altos costes nunca se descartó continuar con el uso conjunto de la ISS.

El millonario proyecto comenzó en 1998 y desde 2000 el laboratorio flotante vuela a unos 400 kilómetros de la Tierra siempre con tripulación a bordo, normalmente de seis personas que realizan experimentos en ausencia de gravedad.

Según el Washington Post, que cita un documento interno de la NASA, Estados Unidos quiere dejar de contribuir financieramente y otorgar los módulos estadounidenses a una empresa privada. El fin de la financiación no significa que la ISS desaparezca, se indica en el documento, porque "es posible que la industria siga administrando determinadas partes o capacidades de la ISS como parte de una futura plataforma comercial".

El objetivo del Gobierno de Donald Trump es utilizar la órbita cercana a la Tierra para "los viajes espaciales humanos no estatales", y la NASA podría ser, por tanto, uno de muchos clientes, cita el diario el texto. Según los medios, la NASA paga entre 3.000 y 4.000 millones de dólares al año para el funcionamiento de la ISS. Rusia es el segundo mayor donante. (dpa)

DW recomienda