Rusia y Ucrania superan la crisis del gas | Política | DW | 04.01.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Rusia y Ucrania superan la crisis del gas

Rusia y Ucrania alcanzaron un acuerdo en el precio de gas natural, con lo que el consorcio energético paraestatal ruso Gasprom, levantó el bloqueo en el suministro del carburante al país vecino.

default

Un ingeniero observa las pantallas de suministro en una central de Gasprom en Hungría.


Después de cuatro días de corte en el suministro de gas natural, que condujo a un conflicto que puso a temblar a Europa occidental ante la perspectiva de un desabastecimiento generalizado, Moscú y Kiev llegaron a un acuerdo que tendrá vigencia durante los próximos cinco años y que salvará la cara a ambas partes, cuyas recriminaciones mutuas provocaron una escalada diplomática durante los últimos días.

La noticia provocó alivio en Alemania y en la Unión Europea, que protestaron enérgicamente al ver recortados también sus suministros. "En algo debe haber contribuido los intensos esfuerzos de Alemania y sus socios europeos", dijo el ministro alemán de Economía, Michael Glos. La Comisión Europea y la presidencia en turno de la UE, que tiene Austria, se mostraron complacidas por el acuerdo, señalando que ambas naciones aseguraron su papel como futuros proveedores de gas de la Unión Europea.

Gasstreit zwischen Rußland und Ukraine beigelegt, Ivchenko von Naftogaz und Miller von Gazprom

El director de Naftogas, Olexi Ivtchenko y el de Gasprom, Alexei Miller, dan a conocer el acuerdo.

El consorcio energético Gasprom cobrará 230 dólares por 1.000 metros cúbicos a la empresa distribuidora Rosukrenergo, es decir, casi cinco veces más de lo que cobraba Gasprom hasta ahora a Ucrania. Rosukrenergo venderá a Kiev la misma cantidad de metros cúbicos por 95 dólares, un precio considerablemente más bajo debido a que mezclará el carburante ruso con otros suministros provenientes de Asia central, cuyo gas es más barato.

La empresa Rosukrenergo, responsable del tránsito de gas proveniente de Turkmenistán hacia Ucrania, es según la prensa alemana, un consorcio integrado por Gasprom y el banco de inversión austríaco Raiffeisen Investment AG.

Gasstreit Russland Ukraine Gashahn wird zugedreht Gazprom Gas

Empleados revisan el gasoducto proveniente de Ucrania.

Aumentos en precio de tránsito

Ucrania por su parte, compensa el encarecimiento del carburante con un aumento en el precio por el tránsito del carburante ruso a través de territorio ucraniano en su camino hacia países de Europa Central y Occidental. El director de la ucraniana Naftogaz, Olexi Ivtchenko, dijo que en el futuro Ucrania percibirá 1,60 dólares por cada 1000 metros cúbicos por cada 100 kilómetros. El negocio de venta y tránsito de gas entre Rusia y Ucrania se realizará en el futuro en dólares y no en gas, como se cubrían los remanentes anteriormente.

Ucrania consume anualmente entre 70.000 y 80.000 millones de metros cúbicos de gas. Buena parte de su consumo era abastecido con las reservas de gas natural de Turkmenistán. Rusia por su parte, suministraba unos 36.000 millones de metros cúbicos por año y el resto provenía de fuentes ucranianas. Según información de Gasprom, este año la participación rusa en el suministro del mercado ucraniano se verá reducida en 17.000 millones de metros cúbicos.

Imperialismo ruso

Neujahrsansprache Wladimir Putin Russland

El zar Putin sabe cuán dependiente es Europa del gas ruso.

El complejo acuerdo alcanzado evitó que se apagara la luz en Ucrania y problemas en buena parte del resto de Europa, que constató una reducción en los suministros de gas ruso. El poderoso Vladimir Putin, que asumió el 1 de enero por primera vez la presidencia del Grupo de los países más Industrializados más Rusia (G-8), tuvo que dar su mano a torcer. Pero a largo plazo Ucrania se encuentra ante una disyuntiva. Si quiere ejercer independencia política deberá tenerla económicamente, pues el Kremlin utiliza su riqueza energética como palanca para alcanzar otros objetivos. Con un sistema escalonado de tarifas, concesiones, o eventualmente precios internacionales, como Rusia demandaba de Ucrania, Moscú intenta recuperar la influencia histórica en los países vecinos.

El episodio ha sido una advertencia para Europa Occidental, tan dependiente del gas ruso. Para Alemania es también una advertencia para utilizar de manera más eficiente los suministros energéticos. Y eso se aplica también para los consumidores finales, toda vez que en Alemania un 49% del gas natural va a dar a la calefacción de los hogares, y a veces se quema innecesariamente. A menudo se trata de viejas construcciones, ineficientes desde el punto de vista ecológico y económico.

DW recomienda