1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia, Turquía e Irán supervisarán el alto el fuego en Siria

Rusia, Turquía e Irán anunciaron la creación de un mecanismo para supervisar el cumplimiento de la tregua como resultado de negociaciones de paz entre el régimen de Bashar Al Assad y la oposición en la capital kazaja.

En su comunicado conjunto de este martes (24.01.2017), las tres potencias apoyaron la nueva ronda de conversaciones del 8 de febrero en Ginebra entre ambos bandos en conflicto en el país árabe, auspiciada por la ONU.

La oposición siria que participa en las negociaciones de paz en la capital de Kazajistán ya había asegurado que el comunicado de hoy reforzaría el alto el fuego.

"Este vez es Rusia quien insiste en aplicar el alto el fuego y va a tener éxito, especialmente gracias a su cooperación con Turquía", dijo antes de darse a conocer el comunicado el vicepresidente de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal agrupación opositora, Bachar Abdul Hakim.

Asimismo, Abdul Hakim, que es el consultor de la delegación opositora en Astaná, había agregado que la delegación gubernamental no quería un alto el fuego "porque esto significa empezar ya un proceso de transición política en el país y esto no lo quiere el régimen".

Pero, agregó, "Rusia, Turquía e Irán tienen ya preparado un borrador de comunicado final que apoya el cese de las hostilidades".

"Éxito de negociaciones, en manos de Turquía y Rusia"

Ayer, Osama Abu Zeid, portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS) y del equipo opositor, afirmó a la agencia Efe que "el éxito de esas conversaciones, que no son directas, está en manos de los dos países garantes: Turquía y Rusia".

"Si (Turquía y Rusia) logran aplicar lo que han prometido, vamos a tener éxito y espero que Rusia pueda obligar (a los representantes del presidente sirio, Bachar Al Asad) a respetar el alto el fuego", agregó.

Por su parte, el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo hoy a los periodistas en el hotel donde tiene lugar el encuentro, que él es "optimista" acerca de los resultados del diálogo.

Las conversaciones de Astaná empezaron ayer con la participación de las dos delegaciones sirias, los dos países patrocinadores, una delegación iraní, el enviado de la ONU y la presencia del embajador estadounidense en Astaná, George A. Krol.

La primera jornada de diálogo entre el Gobierno de Damasco y la oposición concluyó ayer después de varios cruces de acusaciones entre los dos bandos en conflicto en la guerra de Siria.

El objetivo de estas negociaciones es reforzar el alto el fuego que entró en vigor en el país el pasado 30 de diciembre, para poder acudir a las negociaciones de Ginebra del próximo 8 de febrero e iniciar una transición política en el país árabe.

Ésta es la primera vez que Astaná acoge negociaciones entre la oposición y el Gobierno sirio, aunque ya se han celebrado tres rondas en Ginebra, entre los años 2012 y 2016, sin llegar a una solución para la crisis.

CP (efe, rtr, dpa)

DW recomienda