1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Rusia responderá a sanciones de la UE “con la misma moneda”

Autoridades de Moscú calificaron la decisión de Bruselas como “ilegal e infundada”. Putin dio la orden de extender sanciones a productos de la Unión Europea.

La extensión por seis meses de las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea a Rusia, decisión que se vio oficializada este lunes (22.06.2015), no cayó muy bien en Moscú, donde consideraron la medida como “ilegal e infundada”. La Unión Europea justifica las sanciones aduciendo que Rusia está jugando un papel en la guerra en el este de Ucrania al apoyar a los rebeldes prorrusos que buscan independizarse.

El portavoz del Kremlin, Dmiotro Peskov, dijo ante la prensa que “Rusia, naturalmente, considera estas sanciones infundadas e ilegales, y nosotros nunca hemos sido instigadores de medidas de castigo”. Agregó que el gobierno de Vladimir Putin “actuará en consecuencia”, en referencia a una eventual extensión de las medidas que prohíben importaciones de productos perecederos europeos.

“El principio de reciprocidad es la base de nuestro enfoque en el intercambio de sanciones”, explicó Peskov, quien aseguró que la imposición de sanciones comerciales “no solo perjudica los intereses de aquellos que participan en la actividad económica en Rusia, sino también a los intereses de los contribuyentes en los países europeos”. El ministro ruso de Exteriores, Dmitri Medvedev, en tanto, se mostró “profundamente decepcionado” por lo sucedido.

Putin ya dio la orden

Además de esa decepción, Medvedev informó que el presidente Putin había ordenado preparar una prórroga de seis meses al embargo a los productos alimenticios europeos. “A tenor de que la Unión Europea ha extendido por medio año sus sanciones contra Rusia, le pido que prepare una solicitud a nombre del presidente con la propuesta de prorrogar por ese plazo” el embargo ruso, dijo Medvedev a su número dos, Sergei Prijodko.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso mostró su malestar con la decisión oficializada por el Consejo de ministros de Exteriores de la UE, y atribuyó la medida a las acciones del “lobby rusófobo” en el seno de los Veintiocho. “En Bruselas silencian de forma intencionada que (las sanciones) garantizan la pérdida de cientos de miles o incluso millones de puestos de trabajo europeos”, advirtió un comunicado de la cancillería rusa.

DZC (dpa, EFE)